Saltar al contenido

Envío diario nº 4.008- Miércoles 12-6-19

¿Quieres recibir el Evangelio diario GRATIS? Suscríbete AQUÍ

Miércoles 12 de Junio de 2.019

Tiempo Ordinario /10º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Mateo 5, 17-19

La Sagrada Familia

(Dijo Jesús a sus discípulos): 17No penséis que he venido a abrogar la Ley o los Profetas; no he venido a abrogarla, sino a consumarla. 18Porque en verdad os digo que mientras no pasen el cielo y la tierra, ni una jota, ni una tilde pasará (desapercibida) de la Ley, hasta que todo se cumpla. 19Si, pues, alguno descuidase uno de esos preceptos menores y enseñare así a los hombres, será tenido por el menor en el reino de los cielos; pero el que practicare y enseñare, éste será tenido por grande en el reino de los cielos.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

La Sagrada Familia

Hoy recuerdo a la Sagrada Familia, Jesús, José y María; diles tú, como yo, que son tu alegría, tu dicha, y que quieres, como ellos, que haya familias así en la tierra; empieza con la tuya, pidiéndole a la Sagrada Familia; ella te escucha.

P. Jesús
© copyright

Puedes comentar aquí lo que te parece el Evangelio

Consejo nº 1.353

.-Saber contar es brillante, saber ahorrar es importante.

P. Jesús

© copyright

Puedes comentar aquí lo que te parece el Consejo

Santo Domingo Savio, Niño

Domingo Savio tuvo una vida muy sencilla, pero en poco tiempo recorrió un largo camino de santidad, obra maestra del Espíritu Santo y fruto de la pedagogía de san Juan Bosco.

Había nacido en San Giovanni di Riva (cerca de Chieri, provincia de Turín) en una familia pobre de bienes materiales, pero rica de fe. Su niñez quedó marcada por la primera comunión, hecha con fervor a los siete años, y se distingue por el cumplimiento del deber. A sus doce años tuvo lugar un acontecimiento decisivo: el encuentro con San Juan Bosco, que lo acoge, como padre y guía, en Valdocco (Turín) para cursar los estudios secundarios.

Al descubrir entonces los altos horizontes de su vida como hijo de Dios, apoyándose en su amistad con Jesús y María se lanza a la aventura de la santidad, entendida como entrega total a Dios por amor. Reza, pone empeño en los estudios, es el compañero más amable. Sensibilizado en el ideal del Da mihi ánimas de san Juan Bosco, quiere salvar el alma de todos y funda la compañía de la Inmaculada, de la que saldrán los mejores colaboradores del fundador de los salesianos.
Habiendo enfermado de gravedad a los 15 años, regresa al hogar paterno de Mondonio (provincia de Asti), donde muere serenamente el 9 de marzo de 1857 con la alegría de ir al encuentro del Señor. Pío XII lo proclamó santo el 12 de junio de 1954.

Fuente: ACI Prensa

Comentario sobre la biografía del Santo-a, por el P. Jesús

Santo Domingo Savio, Niño

No es cuestión de años, sino de deseos y cumplimiento fiel del deber de cada quien y de cada edad y de cada circunstancia. Hay niños, como Santo Domingo Savio, que ya desde que tuvo uso de razón supo cumplir con su obligación y se esforzó en ello. Unido a San Juan Bosco halló el Camino, vivió la Vida de la perfección que Jesús quiere para todos. Sí, para ti también. No te se me escondas, que te he visto leerme. Anda, aprende, aprende de los santos. Si el niño Santo Domingo Savio pudo, tú puedes: No tienes excusa, no la busques, porque no la tienes. Sé santo.

P. Jesús

© copyright

La Biblia
José, mayordomo de Putifar
Génesis 39, 1-6

1 Cuando José fue llevado a Egipto, Putifar –un egipcio que era funcionario del Faraón, capitán de guardias– lo compró a los ismaelitas que lo habían llevado allí.
2 Pero como el Señor estaba con José, la suerte lo favoreció, y quedó en la casa de su patrón, el egipcio.
3 Al ver que el Señor estaba con él y hacía prosperar todas las obras que realizaba,
4 su patrón lo miró con buenos ojos y lo nombró su mayordomo, poniéndolo al frente de su casa y confiándole la administración de todos sus bienes.
5 A partir del momento en que le encomendó el cuidado de su casa y de todas sus posesiones, el Señor bendijo la casa del egipcio, en atención a José. La bendición del Señor se extendía a todas sus posesiones, dentro y fuera de la casa.
6 Por eso dejó a cargo de José todo lo que poseía, y ya no se preocupó más de nada, fuera del alimento que comía.

Meditación:

José, mayordomo de Putifar

Cuando Dios bendice a una persona, las cosas que le ocurren a ella, a esta persona, son cosas todas buenas, y con el mismo esfuerzo del individuo; sólo cambia el que Dios lo ha bendecido. Y si quieres que las cosas te vayan bien por tener la bendición de Dios, haz como José, sé bueno, acepta tu triste destino que los malos familiares te han dado, y reza a Dios en lo oculto, y Dios te bendecirá y todas tus cosas prosperarán, pero sé puro, sé casto, sé agradable a Dios, haciendo lo que Él quiere, poniendo tu confianza y tu esperanza y tu fe en Él, en el Dios del Poder del Amor, y verás que sí, que sufrirás pero las cosas te irán bien.

P. Jesús

© copyright

Puedes comentar aquí lo que te parece la meditación de la Biblia

Puedes dejarnos un comentario AQUI