Saltar al contenido

Evangelio de hoy

Envío diario nº 4.136- Viernes 18-10-19

¿Quieres recibir el Evangelio diario GRATIS? Suscríbete AQUÍ

Viernes 18 de Octubre de 2.019

Tiempo Ordinario /28º -Fiesta de San Lucas, Evagelista

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Lucas 10, 1-9

La paz de Dios es lo más importante

1Después de esto, designó Jesús a otros setenta y dos y los envió, de dos en dos, delante de sí, a toda ciudad y lugar adonde Él había de venir, 2y les dijo: La mies es mucha y los obreros pocos; rogad, pues, al amo mande obreros a su mies. 3Id, yo os envío como corderos en medio de lobos. 4No llevéis bolsa, ni alforja, ni sandalias, y a nadie saludéis por el camino. 5En cualquier casa en que entréis, decid primero: La paz sea con esta casa. 6Si hubiere en ella un hijo de la paz, descansará sobre él vuestra paz; si no, se volverá a vosotros. 7Permaneced en esa casa y comed y bebed lo que os sirvieren, porque el obrero es digno de su salario. No vayáis de casa en casa. 8En cualquier ciudad donde entréis y no os recibieren, comed lo que os fuere servido, 9y curad a los enfermos que en ella hubiere, y decidles: El reino de Dios está cerca de vosotros.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

La paz de Dios es lo más importante

Sin paz, hay contiendas; sin paz, no hay amor; sin paz, no puede haber evangelización.

Cuándo enseñes a los demás tu fe, si no hay paz, no habrá conversión; mejor vete, como hacían los apóstoles, y sacude el polvo de tu calzado. Y no sientas remordimientos de que te hayas alejado, porque si no hay paz, no puede haber fe.

Reza el Santo Rosario, ora por la paz, y la paz traerá la fe.

P. Jesús
© copyright

Consejo nº 1.487

.-Algunos hablan muchos idiomas, uno para las obras, y otro para las palabras.

P. Jesús

© copyright

San Lucas, el Evangelista

En el prólogo de su Evangelio, Lucas nos dice que escribió su evangelio para que los cristianos conociesen mejor las verdades en las que habían sido instruidos. Era ante todo un historiador y escribía principalmente para los griegos. Como había muchos que relataban los sucesos tal como los habían oído contar a “aquéllos que fueron los primeros testigos y ministros de la palabra”, también a él le pareció “tras de haber estudiado los sucesos desde el principio”, referirlos en una narración ordenada. Lucas era muy cercano a San Pablo y se asegura que pasó junto a él los dos períodos en que Pablo estuvo en la cárcel.

San Lucas era soltero. Escribió su Evangelio en Grecia y murió en Beocia, a los 84 años. Constantino, fallecido en el año 361, mandó trasladar de Tebas de Beocia a Constantinopla las reliquias del santo.

San Lucas es el patrón de los médicos y de los pintores. Un autor del siglo VI afirma que la emperatriz Eudoxia había enviado un siglo antes a Santa Pulqueria, una imagen de Nuestra Señora pintada en Jerusalén por Lucas. No cabe duda, además, que las descripciones de San Lucas han inspirado a muchos artistas, sobre todo a pintores.

Comentario sobre la biografía del Santo-a, por el P. Jesús

San Lucas, el Evangelista

¿No has pensado escribir tu historia como fiel cristiano? ¿Tus luchas y victorias?

San Lucas, el evangelista, escribió lo que vivió con Cristo, lo que oyó comentar de Dios, Jesús. Gracias a él, también a él se puede ser mejor cristiano, por conocer y así poder amar más a Dios. Nadie ama lo que no conoce o a quien no conoce, para que nazca el amor tiene que haber admiración y para que haya admiración lo que conozcamos de otra-s personas tiene que ser bueno. A veces muere el amor porque la persona que se admiraba deja de hacer cosas buenas, o porque vemos que lo que pensábamos que era bueno, lo que hacia, no era tal sino que por tener poca experiencia de la bondad, cualquier cosa puede parecer buena y no es buena sino decente.

Dios lo hizo todo bien, y por eso, todos, cuando leemos los evangelios, si los leemos queriendo saber la verdad, buscando la información de los acontecimientos, acabamos admirando a Jesús, lo conocemos y lo amamos.

Gracias San Lucas, evangelista, porque escribiste la historia del Dios, de Jesús.

Somos cristianos.

P. Jesús

© copyright

El mejor atajo

¿Quieres llegar a Dios cuanto antes?

Usa el Mejor Atajo;

la Virgen María…

Santa María,

el mejor camino hacia la verdad,

hacia el amor,

hacia la vida Eterna.

El camino más seguro,

el más dulce,

el más cariñoso.

Deja que Mamá te guíe.

Deja que sea tu camino.

Aprende de Ella,

que es lista,

y supo dar su Sí.

Dale tú tu sí a Ella,

para que se lo dé a Dios de tu parte.

Dale tu vida a Mamá,

para que la cubra con su manto

y te llene de ese cariño que sólo Ella puede darte.

Dile a Mamá que la amas.

¡Ámala!!

Piropéala con el Rosario.

Y la harás feliz.

Montserrat Bellido Durán
© copyright

 

a. , 56 años , de argentina. 1/14/2010

padre, he concurrido a misas donde en el momento de la consagración el sacerdote le da tanto el Caliz como la Patena a
los monaguillos que tiene a su lado y él unicamente levanta sus
manos diciendo “POR CRISTO….”
es correcto que el sacerdote no
sea el unico en ofrecer el Cuerpo y la Sangre?
por que se hace de esta manera?
porque yo siento dolor en mi corazon cuando esto ocurre y pienso si tengo que seguir participando de estas misas.
muchisimas gracias y Dios lo bendiga a lo largo del año.

Respuesta de: Dr. Joan Antoni Mateo. 1/24/2010

El sacerdote no observa las normas litúrgicas en este caso. Esta acción sólo se justificaría si, por ejemplo, el sacerdote tuviera los brazos lastimados o heridos y no pudiera levantar el Cáliz y la Patena. Dígaselo con confianza y seguro que ya no lo hará más.

    LA VERDADERA LIBERTAD

En el Cielo seremos más libres que nunca porque la verdadera libertad es hacer siempre, y en todo, la voluntad de Dios, amándole.

La verdadera libertad es hacer lo que Dios quiere, y no hacer lo que Dios no quiere. Entonces, ¿no somos libres cuando hacemos el mal? No, somos esclavos y no libres, y es la Verdad la que nos hace libres1; y es Jesús “el Camino, la Verdad y la Vida”2, mientras que el Demonio es el padre de la mentira; ¿cómo puede alguien ser libre haciendo el mal, sucumbiendo a la mentira? Ese alguien usa mal de su libertad, ejerciendo así el libertinaje.

Gracias a la libertad, nuestra voluntad puede unirse a la voluntad de Dios.

Y es por su Santa Voluntad que somos libres, que podemos elegir en qué poner nuestra voluntad, o incluso consentir que otros elijan por nosotros.

Dice la Iglesia Católica en su número 1743 del catecismo: “Dios […] ha querido “dejar al hombre […]en manos de su propia decisión” (Si 15,14), para que pueda adherirse libremente a su Creador y llegar así a la bienaventurada perfección (cf GS 17, 1).”

Dios es libre y todo lo ha hecho bien, Dios no hace el mal por no obligar a ser bueno a aquel que quiere ser malo. Y aunque no es voluntad de Dios el mal que ejecutan las personas, sí que es su voluntad el permitir que todas las personas sean libres, para que por sus obras demuestren qué desean, y reciban recompensa o castigo, Cielo o Infierno.

Sí, tiene explicación el mal en este mundo, empezando por el mal que introdujo la muerte y el dolor en este mundo, me refiero al mal del pecado primero, el de Adán y Eva, perpetrado por su libre voluntad individual.

Dios te prueba, sí, la vida es una prueba de amor continua, y Dios te prueba permitiéndote ser libre, no por un día o dos, sino por todos los días de tu vida.

¡Esta libre voluntad individual es nuestro gran tesoro!, porque a Dios le basta un sincero “sí” de corazón, para hacer en ti maravillas con su Gracia y Amor. No necesitas más que pronunciar tu voluntad con un honesto: “Jesús mío y Dios mío, te necesito, ayúdame, yo solo no puedo”, para que el dedo todopoderoso de Dios empiece a obrar milagros en tu vida. No estás solo en medio de una jungla de libertades individuales, muchas mal usadas, no, Dios te cuida y te protege, y es real la Divina Providencia.

Tú une tu voluntad a la de Dios, y mientras otros hacen el mal debido a ser libres, y ese mal te perjudica a ti, tú… tú permanece fiel al Señor, porque va a llegar para ti su auxilio divino y reconfortante. No puedes pedir a Dios que quite la libre voluntad individual a los malos, pero sí puedes pedirle que, con su libertad de Dios, obre prodigios.

Somos verdaderamente libres al cumplir la voluntad de Dios, y Dios tiene puesta su voluntad en el bien, en el amor, en lo correcto, en cada uno de los Diez Mandamientos.

Decide tu libertad, tú decides.

Patricia Bellido Durán

© copyright

____________________________

1 Cf. Jn 8, 32 (Sagrada Biblia)

2 Cf. Jn 14, 6 (Sagrada Biblia)

Envío diario nº 4.135- Jueves 17-10-19

¿Quieres recibir el Evangelio diario GRATIS? Suscríbete AQUÍ

Jueves 17 de Octubre de 2.019

Tiempo Ordinario /28º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Lucas 11, 47-54

Sigue al Papa

(Dijo el Señor): 47¡Ay de vosotros, que edificáis monumentos a los profetas, a quienes vuestros padres dieron muerte! 48¡Vosotros mismos atestiguáis que consentís en la obra de vuestros padres; ellos los mataron, pero vosotros edificáis! 49Por esto dice la Sabiduría de Dios: Yo les envío profetas y apóstoles, y ellos les matan y persiguen, 50para que sea pedida cuenta a esta generación de la sangre de todos los profetas derramada desde el principio del mundo, 51desde la sangre de Abel hasta la sangre de Zacarías, asesinado entre el altar y el santuario; sí, os digo que le será pedida cuenta a esta generación. 52¡Ay de vosotros, doctores de la Ley, que os habéis apoderado de la llave de la ciencia, y ni entráis vosotros ni dejáis entrar! 53Cuando salió de allí, comenzaron los escribas y fariseos a acosarle terriblemente y a proponerle muchas cuestiones, 54armándole insidias para sorprenderle en algo que saliera de su boca.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Sigue al Papa

Dios te dará paz y alegría, por seguir al Papa. Tú sigue al Papa, aprende de Él, que ayuda al pobre, que ama al pobre, que ora y trabaja sin hacer vacaciones.

Bendito sea por siempre el Papa Francisco. ¡Síguelo!

No cuestiones la doctrina católica, más bien, ¡cúmplela!

Disfruta de tener un Papa bueno. Ora por él y síguelo.

P. Jesús
© copyright

Consejo nº 1.486

.-Duda de lo que te dicen, si las obras no hablan el mismo lenguaje.

P. Jesús

© copyright

San Ignacio de Antioquia

San Ignacio fue obispo de Antioquia, la primera ciudad en que los seguidores de Cristo empezaron a llamarse “cristianos”. La tradición señala que fue un discípulo de San Juan Evangelista. Por 40 años estuvo como obispo ejemplar de Antioquia que, después de Roma, era la ciudad más importante para los cristianos, porque tenía el mayor número de creyentes.

El emperador Trajano mandó a encarcelaran a todos los que no adoraran a los falsos dioses de los paganos. Como San Ignacio se negó a adorar esos ídolos, fue llevado preso. El emperador ordenó que Ignacio fuera llevado a Roma y echado a las fieras para diversión del pueblo.

Encadenado fue llevado preso en un barco desde Antioquia hasta Roma en un largo y penosísimo viaje, durante el cual el santo escribió siete cartas que se han hecho famosas, las cuales iban dirigidas a las Iglesias de Asia Menor.

En una de esas cartas, el santo señala que los soldados que lo llevaban eran feroces como leopardos; que lo trataban como fieras salvajes y que cuanto más amablemente los trataba él, con más furia lo atormentaban.

El barco se detuvo en muchos puertos y en cada una de esas ciudades salían el obispo y todos los cristianos a saludar al santo mártir y a escucharle sus provechosas enseñanzas. De rodillas recibían todos su bendición. Varios se fueron adelante hasta Roma a acompañarlo en su gloriosos martirio.

Al llegar a Roma, salieron a recibirlo miles de cristianos. Y algunos de ellos le ofrecieron hablar con altos dignatarios del gobierno para obtener que no lo martirizaran. Él les rogó que no lo hicieran y se arrodilló y oró con ellos por la Iglesia, por el fin de la persecución y por la paz del mundo. Como al día siguiente era el último y el más concurrido día de las fiestas populares y el pueblo quería ver muchos martirizados en el circo, especialmente que fueran personajes importantes, fue llevado sin más al circo para echarlo a las fieras.

Ante el inmenso gentío fue presentado en el anfiteatro. Él oró a Dios y en seguida fueron soltados dos leones hambrientos y feroces que lo destrozaron y devoraron, entre el aplauso de aquella multitud ignorante y cruel. Así consiguió Ignacio lo que tanto deseaba: ser martirizado por proclamar su amor a Jesucristo.

Comentario sobre la biografía del Santo-a, por el P. Jesús

San Ignacio de Antioquia

San Ignacio de Antioquia, hombre sabio, de gran fe y por lo cual, portador de la Buena Nueva: el Evangelio. No quería ser martirizado, de haberlo querido no se habría quejado en sus famosas cartas de lo feroces que eran los soldados que lo custodiaban a la muerte segura; él sólo quería, con todas las ansias de un noble corazón proclamar el amor a Cristo, y ese celo de apostolado, en esos tiempos de los primeros cristianos era pagado por la sociedad pagana con el martirio. Él, San Ignacio de Antioquia, quería salvar almas y murió comido por los leones entre aplausos de la gentuza. ¡Que pena por ellos! ¡Que gracia para San Ignacio de Antioquia!

Los santos aceptan su vida.

P. Jesús

© copyright

ADE

Se prepara a las personas para ser capaces de dirigir y administrar una empresa… pero… ¿qué hay de la espiritualidad individual de cada uno? Sí, sí, te estoy hablando de la Administración y Dirección Espiritual que todo ser humano es capaz de llevar a cabo de sí mismo, y… además de estar capacitado para ello, tiene el deber de hacerlo, aunque no lo sepa o le hayan dicho que debe ser otra persona la que debe ocuparse de eso, y no él mismo.

¿Se puede ver a las personas, capaces de dirigir grandes empresas, en las que en ello va el sueldo de muchos trabajadores y el propio, pero pensar que las personas no son capaces de dirigir su propia vida espiritual? Si nada menos, lo segundo ¡es mucho más fácil!, ya que uno se conoce a sí mismo, y a la luz de la sinceridad en los exámenes de conciencia (los balances espirituales para saber si tu alma está yendo por buen camino y cómo puedes prosperar en santidad y mejorar), hace un plan, una estrategia para tener resultados óptimos, y rendir. Además que, cuando se está unido a Dios, Dios mismo te hace ver lo que quiere y espera de ti, sin la necesidad de que haya por medio, una persona para que te lo haga saber… Dios no necesita traductores para que le entiendas, ni terminales telefónicos para que puedas escucharle, Él te habla directo al corazón, porque sólo Él ve el contenido de tu corazón.

El alma que vive en gracia de Dios, en gracia santificante, y vive buscando la santidad y hacer la voluntad de Dios ante todo, ésta tiene mucho ganado y va más adelantada que muchas personas que querrían dirigirla espiritualmente. Muchos creen que es infalible una dirección espiritual por parte de un tercero, (que todo lo que diga o piense esa persona, es inspirado por Dios), en cambio, desconfían de la eficacia de la Divina Providencia, que es Acción y Voz directa de Dios mismo… Hay quien cree que uno mismo no puede saber qué es lo que Dios espera de él si no es a través de un director espiritual (sea laico o sacerdote) que le haga de conciencia, que al fin y a la postre, es eso, una conciencia que acaba ninguneando la conciencia propia y ensordeciendo el alma del dirigido, dejando de escuchar la voluntad de Dios, y escuchanado sólo la de los labios de la persona que le dirige.

San José, hombre justo, discernió él solo, durante toda su vida; nunca tuvo ningún director espiritual que lo guiara, y son muchas las dificultades por las que pasó y las cosas importantes que tuvo que decidir; por ejemplo, él decidió repudiar en secreto a la Virgen María, y esto le eleva por encima de los demás, porque quiso actuar según la voluntad de Dios, y no la de los hombres. San José hacía oración y se ocupaba de agradar a Dios, no era un hombre dubitativo, es más, no sólo se dirigía y administraba espiritualmente, sino que también tenía su propio negocio de carpintería, que dirigía y administraba eficazmente para poder mantenerse y mantener a su familia.

Imitando a San José, un hombre que aún siendo imperfecto y pecador, como tú y como yo, por su condición humana, esa condición no le impidió que fuera tan justo y perfecto; tú y yo podemos también administrar y dirigir espiritualmente nuestra propia vida, con la ayuda del Espíritu Santo, y tener además un negocio propio del que ocuparnos y con el que hacer un mundo mejor.

Si Dios mismo deja libres a las personas, y nos ha hecho capaces de saber cuáles son sus designios, y de hacer oración para tener un contacto directo con Él, ¿es coherente ponerse en manos de una persona que te obligue, cuando esta persona es menos que Dios, y a su vez, está dirigido por otra persona, y esta segunda persona que le dirige está dirigida por otra persona… y así una larga cola de lo mismo? Dios no nos quiere tontos. Mt 10, 16: “Mirad que yo os envío como ovejas en medio de lobos. Por eso, sed astutos como serpientes y sencillos como palomas.

Siempre adelante con la fe

Montserrat Bellido Durán

© copyright

Envío diario nº 4.134- Miércoles 16-10-19

¿Quieres recibir el Evangelio diario GRATIS? Suscríbete AQUÍ

Miércoles 16 de Octubre de 2.019

Tiempo Ordinario /28º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Lucas 11, 42-46

No cargues la cruz del que sufre

(Dijo el Señor): 42¡Ay de vosotros, fariseos, que pagáis el diezmo de la menta y de la ruda, y de todas las legumbres, y descuidáis la justicia y el amor de Dios! Hay que hacer esto sin omitir aquello. 43¡Ay de vosotros, fariseos, que amáis los primeros asientos en las sinagogas y los saludos en las plazas! 44¡Ay de vosotros, que sois como sepulturas, que no se ven, y que los hombres pisan sin saberlo!

45Tomando la palabra un doctor de la Ley, le dijo: Maestro, hablando así, nos ultrajas también a nosotros. 46Pero Él le dijo: ¡Ay también de vosotros, doctores de la Ley, que echáis pesadas cargas sobre los hombres, y vosotros ni con uno de vuestros dedos las tocáis!

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

No cargues la cruz del que sufre

Estos que sufren, necesitan esperanza, ¡tu caridad!

¡No cargues la cruz del que sufre, con tu indiferencia, ayúdale!

La gente sufre, tantas veces, por sus pecados; ¡dales buen ejemplo!, recuérdales los mandamientos de la Ley de Dios, ¡ora por ellos!, y no te dejes seducir por sus palabras mundanas ni por sus pecados; ¡tú tienes mucho más que ellos, tienes la fe, la esperanza y la caridad!; ¡usa de tu TESORO!, no envidies, porque la buena vida es una conciencia tranquila, no el tener, sino el poseer la paz, la paz de Dios, esa que viene a ti por unirte tú a Él, en y con los sacramentos.

Prefiere los sacramentos a la diversión mundana innecesaria, y menos, desees la pecaminosa, esa diversión que arrastra a tantos a la perdición. ¡Enseña a todos de qué va la vida!, ¡la vida va de CARIDAD!

P. Jesús
© copyright

Consejo nº 1.485

.-Un consejo de quien no es experto en el tema, es sospechoso.

P. Jesús

© copyright

Santa Margarita de Alacoque

Margarita nace el 22 de julio de 1647 en el pequeño pueblo de Lautecour en Francia. Su padre Claudio Alacoque, juez y notario. La mamá Filiberta Lamyn. Los hijos son cinco. La menor es Margarita. El párroco, Antonio Alacoque, tío suyo, la bautiza a los tres días de nacida. Ella dice en su autobiografía que desde pequeña le concedió Dios que Jesucristo fuera el único dueño de su corazón. Y le concedió otro gran favor: un gran horror al pecado, de manera que aun la más pequeña falta le resultaba insoportable. Dice que siendo todavía una niña, un día en la elevación de la Santa Hostia en la Misa le hizo a Dios la promesa de mantenerse siempre pura y casta. Voto de castidad. Aprendió a rezar el rosario y lo recitaba con especial fervor cada día y la Virgen Santísima le correspondió librándola de muchos peligros. La llevan al colegio de las Clarisas y a los nueve años hace La Primera Comunión. Dice “Desde ese día el buen Dios me concedió tanta amargura en los placeres mundanos, que aunque como jovencita inexperta que era a veces los buscaba, me resultaban muy amargos y desagradables. En cambio encontraba un gusto especial en la oración”. Vino una enfermedad que la tuvo paralizada por varios años. Pero al fin se le ocurrió consagrarse a la Virgen Santísima y ofrecerle propagar su devoción, y poco después Nuestra Señora le concedió la salud. Era muy joven cuando quedó huérfana de padre, y entonces la mamá de Don Claudio Alacoque y dos hermanas de él, se vinieron a la casa y se apoderaron de todo y la mamá de Margarita y sus cinco niños se quedaron como esclavizados. Todo estaba bajo llave y sin el permiso de las tres mandonas mujeres no salía nadie de la casa. Así que a Margarita no le permitían ni siquiera salir entre semana a la iglesia. Ella se retiraba a un rincón y allí rezaba y lloraba. La regañaban continuamente. En medio de tantas penas le pareció que Nuestro Señor le decía que deseaba que ella imitara lo mejor posible en la vida de dolor al Divino Maestro que tan grandes penas y dolores sufrió en su Pasión y muerte. En adelante a ella no sólo no le disgusta que le lleguen penas y dolores sino que acepta todo esto con el mayor gusto por asemejarse lo mejor posible a Cristo sufriente. Lo que más la hacía sufrir era ver cuán mal y duramente trataban a su propia madre. Pero le insistía en que ofrecieran todo esto por amor de Dios. Una vez la mamá se enfermó tan gravemente de erisipela que el médico diagnosticó que aquella enfermedad ya no tenía curación. Margarita se fue entonces a asistir a una Santa Misa por la salud de la enferma y al volver encontró que la mamá había empezado a curar de manera admirable e inexplicable. Lo que más le atraía era el Sagrario donde está Jesús Sacramentado en la Sagrada Hostia. Cuando iba al templo siempre se colocaba lo más cercana posible al altar, porque sentía un amor inmenso hacia Jesús Eucaristía y quería hablarle y escucharle. A los 18 años por deseo de sus familiares empezó a arreglarse esmeradamente y a frecuentar amistades y fiestas sociales con jóvenes. Pero estos pasatiempos mundanales le dejaban en el alma una profunda tristeza. Su corazón deseaba dedicarse a la oración y a la soledad. Pero la familia le prohibía todo esto. El demonio le traía la tentación de que si se iba de religiosa no sería capaz de perseverar y tendría que devolverse a su casa con vergüenza y desprestigio. Rezó a la Virgen María y Ella le alejó este engaño y tentación y la convenció de que siempre la ayudaría y defendería. Un día después de comulgar sintió que Jesús le decía: “Soy lo mejor que en esta vida puedes elegir. Si te decides a dedicarte a mi servicio tendrás paz y alegría. Si te quedas en el mundo tendrás tristeza y amargura”. Desde entonces decidió hacerse religiosa, costara lo que costara. En el año 1671 fue admitida en la comunidad de La Visitación, fundada por San Francisco de Sales. Entró al convento de Paray-le=Monial. Una de sus compañeras de noviciado dejó escrito: “Margarita dio muy buen ejemplo a las hermanas por su caridad; jamás dijo una sola palabra que pudiera molestar a alguna, y demostraba una gran paciencia al soportar las duras reprimendas y humillaciones que recibía frecuentemente”. La pusieron de ayudante de una hermana que era muy fuerte de carácter y ésta se desesperaba al ver que Margarita era tan tranquila y callada. La superiora empleaba métodos duros y violentos que hacían sufrir fuertemente a la joven religiosa, pero esta nunca daba la menor muestra de estar disgustada. Con esto la estaba preparando Nuestro Señor para que se hiciera digna de las revelaciones que iba a recibir. El 27 de diciembre de 1673 se le apareció por primera vez el Sagrado Corazón de Jesús. Ella había pedido permiso para ir los jueves de 9 a 12 de la noche a rezar ante el Santísimo Sacramento del altar, en recuerdo de las tres horas que Jesús pasó orando y sufriendo en el Huerto de Getsemaní. De pronto se abrió el sagrario donde están las hostias consagradas y apareció Jesucristo como lo vemos en algunos cuadros que ahora tenemos en las casas. Sobre el manto su Sagrado Corazón, rodeado de llamas y con una corona de espinas encima, y una herida. Jesús señalando su corazón con la mano le dijo: “He aquí el corazón que tanto ha amado a la gente y en cambio recibe ingratitud y olvido. Tú debes procurar desagraviarme”. Nuestro Señor le recomendó que se dedicara a propagar la devoción al Corazón de Jesús porque el mundo es muy frío en amor hacia Dios y es necesario enfervorizar a las personas por este amor. Durante 18 meses el Corazón de Jesús se le fue apareciendo. Le pidió que se celebrara la Fiesta del Sagrado Corazón cada año el Viernes de la semana siguiente a la fiesta del Cuerpo y la Sangre de Cristo (Corpus). El Corazón de Jesús le hizo a Santa Margarita unas promesas maravillosas para los que practiquen esta hermosa devoción. Por ejemplo “Bendeciré las casas donde sea expuesta y honrada la imagen de mi Sagrado Corazón. Daré paz a las familias. A los pecadores los volveré buenos y a los que ya son buenos los volveré santos. Asistiré en la hora de la muerte a los que me ofrezcan la comunión de los primeros Viernes para pedirme perdón por tantos pecados que se cometen”, etc. Margarita le decía al Sagrado Corazón: “¿Por qué no elige a otra que sea santa, para que propague estos mensajes tan importantes? Yo soy demasiado pecadora y muy fría para amar a mi Dios”. Jesús le dijo: “Te he escogido a ti que eres un abismo de miserias, para que aparezca más mi poder. Y en cuanto a tu frialdad para amar a Dios, te regalo una chispita del amor de mi Corazón”. Y le envió una chispa de la llama que ardía sobre su Corazón, y desde ese día la santa empezó a sentir un amor grandísimo hacia Dios y era tal el calor que le producía su corazón que en pleno invierno, a varios grados bajo cero, tenía que abrir la ventana de su habitación porque sentía que se iba a quemar con tan grande llama de amor a Dios que sentía en su corazón (¡Ojalá Dios nos diera a nosotros una chispita de esas!) Nuestro Señor le decía: “No hagas nada sin permiso de las superioras. El demonio no tiene poder contra las que son obedientes”. Margarita enfermó gravemente. La superiora le dijo: “Creeré que sí son ciertas las apariciones de que habla, si el Corazón de Jesús le concede la curación”. Ella le pidió al Sagrado Corazón que la curara y sanó inmediatamente. Desde ese día su superiora creyó que sí en verdad se le aparecía Nuestro Señor. Dios permitió que enviaran de capellán al convento de Margarita a San Claudio de la Colombiere y este hombre de Dios que era jesuita, obtuvo que en la Compañía de Jesús fuera aceptada la devoción al Corazón de Jesús. Desde entonces los jesuitas la han propagado por todo el mundo. Margarita fue nombrada Maestra de novicias. Enseñó a las novicias la devoción al Sagrado Corazón (que consiste en imitar a Jesús en su bondad y humildad y en confiar inmensamente en Él, en ofrecer oraciones y sufrimientos y misas y comuniones para desagraviarlo, y en honrar su santa imagen) y aquellas jóvenes progresaron rapidísimo en santidad. Luego enseñó a su hermano (comerciante) esta devoción y el hombre hizo admirables progresos en santidad. Los jesuitas empezaron a comprobar que en las casas donde se practicaba la devoción al Corazón de Jesús las personas se volvían mucho más fervorosas. El Corazón de Jesús le dijo: “Si quieres agradarme confía en Mí. Si quieres agradarme más, confía más. Si quieres agradarme inmensamente, confía inmensamente en Mí”. Antes de morir obtuvo que en su comunidad se celebrara por primera vez la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús. El 17 de octubre de 1690 murió llena de alegría porque podía ir a estar para siempre en el cielo al lado de su amadísimo Señor Jesús, cuyo Corazón había enseñado ella a amar tanto en este mundo. Digamos de vez en cuando las dos oraciones tan queridas para los devotos del Sagrado Corazón: “Jesús manso y humilde de corazón, haz nuestro corazón semejante al tuyo”.”Sagrado Corazón de Jesús. En voz confío”.

FUENTE: www.churchforum.org.mx

Comentario sobre la biografía del Santo-a, por el P. Jesús

Santa Margarita de Alacoque

Bendita es y fue Santa Margarita de Alacoque, porque Dios le dio poder sentir una chispita de su amor por todos los hombres. Por ti. Y tú ¿Qué haces para que Dios te conceda una chispita de Su amor? Reza así: “Jesús manso y humilde de corazón, haz nuestro corazón semejante al tuyo”.”Sagrado Corazón de Jesús. En voz confío”.

P. Jesús

© copyright

La Biblia
La entrevista de los hijos de Jacob con el Faraón
Génesis 47, 1-6b

1 Luego José fue a informar al Faraón, diciendo: «Mi padre y mis hermanos vinieron de Canaán con sus ovejas, sus vacas y todo lo que poseen, y ahora están en la región de Gosen».
2 Además, él se había hecho acompañar por algunos de sus hermanos y se los presentó al Faraón.
3 Este les preguntó: «Y ustedes, ¿de qué se ocupan?». «Somos pastores, como también lo fueron nuestros antepasados», respondieron ellos.
4 Y añadieron: «Hemos venido a residir en este país, porque en Canaán no hay pastos para nuestros rebaños, ya que el país está asolado por el hambre. Por eso te rogamos que nos dejes permanecer en la región de Gosen».
5a El Faraón dijo a José:
6b «Pueden establecerse en la región de Gosen. Y si te consta que entre ellos hay gente capaz, encomiéndales el cuidado de mis propios rebaños».

Meditación:

La entrevista de los hijos de Jacob con el Faraón

Cuando vayas a hablar con un superior, ten claro lo que quieres de él, no le hagas perder tiempo, teniendo que pensar él por ti. Los hermanos de José tenían claro lo que querían del Faraón, incluso sabían el lugar elegido a donde querían ir a vivir y trabajar.  José los aleccionó antes, y por esto, al ser claros en su petición, el Faraón, que tenía todo el poder, aceptó su deseo, y no sólo esto, sino que viendo su claridad de propósito, comentó la posibilidad de que pudieran cuidar los rebaños del rey.

Cuando hablas con Dios, es como el que habla con un amigo, y escucha todas tus palabras, tu retórica, tus deseos e historias, porque Dios te ama de verdad, y aunque lo sabe todo, su paciencia y amor son infinitos, y por esto, tú puedes desahogarte con Él, con Dios Uno y Trino; incluso puedes pedirle consejo, y verás que llegará esta ayuda, por un pensamiento tuyo inesperado, por una conversación que tengas con otro-s, o que oigas, algo que leas, o por los hechos de la divina providencia; pero es que Dios es alguien más que un faraón o alguien importante, Dios es tu Padre, te creó por amor y amándote, y un superior a ti, es un semejante que, por sus condiciones actuales, tiene un poder del que tú careces, pero Dios es distinto a los mortales, Dios es Dios y es el creador de todo lo que ves y de lo que no ves. Cuando hablas con Él, con Dios, no es una entrevista lo que sostienes con Él, sino que es verdaderamente un diálogo entre Padre e hijo. Habla a Dios con fe, con adoración y respeto, con confianza y sabiendo que Él todo te lo puede dar, porque vas de parte de Jesús, su Hijo, Dios mismo, que es esta fe la que te hace acercarte a Él, y sabes que no le eres indiferente, sino que te dio la vida y, por Jesucristo, la vida Eterna.

Póstrate ante Dios por respeto, por adoración, pero que tu corazón esté confiado en tus palabras con Él, Dios de Amor, ¡tu Padre, Creador y Salvador!

Ten fe, y verás que tendrás una nueva tierra donde pastar tus ilusiones, y habrá paz.

Dios te ama, y te ama de verdad; lo sé. ¿Lo sabes tú también?

P. Jesús

© copyright