Saltar al contenido

Tu sueño en mí

 

TU SUEÑO EN MÍ

 

Me pensaste una vez,

y desde entonces

no me has dejado de pensar,

no fue sin querer

o por pura casualidad.

 

Me guardaste en tu corazón

junto a ardientes flores de amor,

y en sus pétalos las llamas están,

las llamas de dulce amor que arropan

mi nombre en tu corazón, Señor.

 

Yo en tu corazón, hundida.

Yo en tu voluntad, creada.

 

Y en tu pensar me miraste,

y no me has dejado de mirar.

¡Bendita alma mía que hallaste

al Amor que para Sí te quiso crear!

 

Me quisiste para existir.

Tú te preocupas por mí,

Tú soñaste que yo te amara

y amándote, por Ti

viviera enamorada.

 

De noche, de día,

en la dicha o agonía

yo te querría,

porque en tu sueño yo estaba

y me soñaste para Ti.

 

Me soñaste en la paz de tu abrazo,

en el beso de tu dulce sonrisa.

Jesús, Dios Creador, me soñaste para Ti,

cúmplase tu sueño en mí.

 

Patricia Bellido Durán
© copyright