Saltar al contenido

Home

No pedimos ni aceptamos donativos, nos bastan tus oraciones y amistad.
Este Portal es sin ánimo de lucro. Todo es para Mayor Gloria de Dios.
CatholicosOnLine

Portal de formación e información espiritual completamente GRATIS. Lee el Evangelio meditado.

 

Envío diario nº 5.211- Martes 27-9-22

¿Quieres recibir el Evangelio diario GRATIS? Suscríbete AQUÍ

Martes 27 de Septiembre de 2.022

Tiempo ordinario/26º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Lucas 9, 51-56

No desees ni hagas el mal a nadie

51Estando para cumplirse los días de su ascensión, se dirigió resueltamente a Jerusalén, 52y envió mensajeros delante de sí, que en su camino entraron en una aldea de samaritanos para prepararle albergue. 53No fueron recibidos, porque iban a Jerusalén. 54Viéndolo los discípulos, Santiago y Juan dijeron: Señor, ¿quieres que digamos que baje fuego del cielo que los consuma? 55Volviéndose Jesús, los reprendió, 56y se fueron a otra aldea.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

«Palabra del Señor»

«Gloria a ti Señor Jesús»

Meditación:

No desees ni hagas el mal a nadie

El sentido de venganza, que algunos creen que es justicia, que es “pasar cuentas de lo que te han hecho o te han dicho”, esto no es cristiano; Jesús, Dios, no lo hizo, no lo quiere, lo repudió. Lee el evangelio de hoy, y entérate. Que sepas que Dios no hace mal a nadie, a todos deja en libertad y respeta sus decisiones, sin desearles mal, sin hacerles mal. Haz tú lo mismo, porque debes imitar a Cristo, ¡el Rey!, tu Rey.

P. Jesús

© copyright

Consejo nº 1.333

.-Dios es un Dios celoso y no dejará que otros te separen de Él.

P. Jesús

© copyright

San Vicente de Paul

Nació en el pueblecito de Pouy en Francia, en 1580. San Vicente -cuyo nombre significa victorioso- solía decir, por experiencia propia, a los impacientes: «Tres veces hablé cuando estaba de mal genio y con ira, y las tres veces dije barbaridades». Por eso cuando le ofendían permanecía siempre callado, en silencio como Jesús en su Santísima Pasión». 

El Ministro Gondi nombró al P. Vicente como capellán de las grandes regiones donde tenía sus haciendas, descubriendo con horror que los campesinos ignoraban totalmente la religión; que las pocas confesiones que hacía eran sacrílegas porque callaban casi todo, y que no tenían quién les instruyera. 

Se consiguió un grupo de sacerdotes amigos, y empezó a predicar misiones por esos pueblos. La gente acudía por centenares y miles a escuchar los sermones, se confesaban y enmendaban su vida. Fue ahí donde vio la necesidad de fundar la Comunidad de Padres Vicentinos, dedicada a instruir y ayudar a los más necesitados. La obra apostólica del santo se extendió velozmente fundando no sólo comunidades sino también grupos de caridad para ayudar e instruir a las gentes más pobres; sin embargo, para dirigir las misiones el santo vio la necesidad de que sean religiosas quienes lo ayudasen fundando la comunidad de las hermanas vicentinas a cargo de Santa Luisa de Marillac. 

Murió el 27 de septiembre de 1660, a los 80 años de edad. El Santo Padre León XIII lo proclamó Patrono de todas las asociaciones católicas de caridad.

Fuente: ACI Prensa

Comentario sobre la biografía del Santo-a, por el P. Jesús

San Vicente de Paul

«Tres veces hablé cuando estaba de mal genio y con ira, y las tres veces dije barbaridades». Por eso cuando le ofendían permanecía siempre callado, en silencio como Jesús en su Santísima Pasión». Acuérdate del veraz comentario de San Vicente de Paul, y haz como Jesús y como hacía luego el mismo San Vicente de Paul, que callaba. Calla y no te arrepentirás de hablar mal, porque lo mismo que quieres decir, lo podrás decir pero de otra manera; sin perder la Gracia y por tanto lo dirás con caridad, para ayudar y no para protegerte. Protegerte ¿de qué? ¡Tú eres libre!, y mientras no peques, y mientras no vayas contra ningún mandamiento de la Ley de Dios, entonces, vas bien, y puedes ir mal si haces caso a lo que te dicen personas que son libres pero que no practican la caridad. Todo aquel que no practica la caridad, miente cuando dice que tiene fe, porque la fe tiene obras de Amor a Dios y por Dios y con Dios a todos los hombres.

Si tienes que perder la caridad: Calla. Es más grato a Dios este ejercicio que la misma flagelación; y en cuanto al ayuno, lo que hace, es ayudar al cuerpo a poder dominarlo, y por el ayuno tú callas más, eres mejor y tienes paz. El ayuno es bueno para personas que no tienen paciencia, les ayuda a la caridad.

El ayuno sólo se puede practicar si tu cuerpo esta bien. Hablo del ayuno-ayuno, y no de dejar de comer unas horas. Hablo de 24 horas sin comer. Lo otro no es ayuno, aunque se le llama ayuno, pero no lo es. Y si no busca en el diccionario. Llámalo de otra manera. Porque cuando Dios Jesús ayunó cuarenta días y cuarenta noches, fue sin comer nada. ¡Claro que era Dios! Pero las cosas claras: Su cuerpo era de un hombre como tú y como yo, pero el alma de Dios vivificaba y cumplía su misión que es dominar por amor a Dios todo el cuerpo, toda la materia. ¡Sólo Dios!, y algunas almas privilegiadas pueden ayunar; lo otro es cambiar de dieta por un día, puede ser a pan y agua, y esto es agradable a Dios, pero no es ayunar como ayunó Dios mismo: Jesús.

P. Jesús

© copyright

 PRIMERA PARTE LA PROFESIÓN DE LA FE
– PRIMERA SECCIÓN «CREO»-«CREEMOS»
– 
CAPITULO TERCERO, LA RESPUESTA DEL HOMBRE A DIOS 

Artículo 2: «Creemos» 

III. «Una sola fe»

175 «Esta fe que hemos recibido de la Iglesia, la guardamos con cuidado, porque sin cesar, bajo la acción del Espíritu de Dios, como un contenido de gran valor encerrado en un vaso excelente, rejuvenece y hace rejuvenecer el vaso mismo que la contiene» (Ibíd., 3,24,1).

Meditación:

Artículo 2: «Creemos» 

III. «Una sola fe»

La Iglesia se hace actual cada vez que demuestra su única fe, la de siempre, la verdadera y única, la de Jesucristo, Rey de Reyes, Señor de Señores, Dios Hijo, ¡el Mesías!

P. Jesús

© copyright