Saltar al contenido

Home

 

Portal de formación e información espiritual completamente GRATIS. Lee el Evangelio meditado.

Envío diario nº 4.598- Sábado 23-1-21

¿Quieres recibir el Evangelio diario GRATIS? Suscríbete AQUÍ

Sábado 23 de Enero de 2.021

Tiempo Ordinario/2º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Marcos 3, 20-21

Decían que Jesús había perdido el juicio

20Llegados (Jesús y sus discípulos) a casa, se volvió a juntar la muchedumbre, tanto que no podían ni comer. 21Oyendo esto sus deudos, salieron para apoderarse de él, pues decíanse: Está fuera de sí.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

«Palabra del Señor»

«Gloria a ti Señor Jesús»

Meditación:

Decían que Jesús había perdido el juicio

Predicar con el ejemplo y la Palabra, te puede acarrear lo mismo que a Cristo, que vengan tus parientes a tu propia casa, por tu estilo de vida cristiano, y quieran llevársete de allí, de tu propio hogar, porque digan que has perdido el juicio; pero Dios siempre protege a los suyos de todo error de los otros, porque esos que temen la doctrina, viven en el error, y a veces, tantas, se creen Dios; pero al que, como a Jesús, Dios, obra siempre con caridad, no le ha de faltar la ayuda Celestial.

P. Jesús

© copyright

Consejo nº 718

.-No te lo acabas de creer; puedes vivir sin placer sexual ilícito. ¡Lo sabía! Dios es magnífico, y da de su virtud a quien quiere recibirla con humildad. ¡Ese-a eres tú!

P. Jesús

© copyright

San Idelfonso, Arzobispo de Toledo

Este santo ha sido considerado como una de las mayores glorias de la Iglesia de España, la cual le honra como Doctor de la Iglesia. El santo era sobrino de San Eugenio, Obispo de Toledo a quien debía suceder en el cargo. A pesar de la oposición paternal, San Idelfonso tomó los hábitos religiosos desde temprana edad, en el convento de Agalia, muy cerca de Toledo, del que fue más tarde Abad.

Fue ordenado diácono en el año 630, y posteriormente, siendo todavía un monje, fundó un convento de religiosas en los alrededores. Siendo Abad asistió al séptimo y octavo Concilio de Toledo, en 653 y 655, respectivamente.

Uno de los rasgos más característicos de la obra literaria de San Idelfonso es el entusiasmo casi exagerado con que el santo habla de la Santísima Virgen, y que se debe fundamentalmente al lenguaje mariano que se impuso en Toledo por aquella época.

Comentario sobre la biografía del Santo-a, por el P. Jesús

San Idelfonso, Arzobispo de Toledo

Amar a María, ¡sello de santidad!

P. Jesús

© copyright