Saltar al contenido

Envío diario nº 4.009- Jueves 13-6-19

¿Quieres recibir el Evangelio diario GRATIS? Suscríbete AQUÍ

Jueves 13 de Junio de 2.019

Tiempo Ordinario /10º -Fiesta de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Juan 17, 1-2.9.14-26

Todos, tú, uno con Dios

1Esto dijo Jesús, y, levantando sus ojos al cielo, añadió: Padre, llegó la hora; glorifica a tu Hijo, para que el Hijo te glorifique, 2según el poder que le diste sobre toda carne, para que a todos los que tú le diste, les dé Él la vida eterna.

 9Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que tú me diste; porque son tuyos, 14Yo les he dado tu palabra, y el mundo los aborreció, porque no eran del mundo, como yo no soy del mundo. 15No pido que los tomes del mundo, sino que los guardes del mal. 16Ellos no son del mundo, como no soy del mundo yo. 17Santifícalos en la verdad, pues tu palabra es verdad. 18Como tú me enviaste al mundo, así yo los envié a ellos al mundo, 19y yo por ellos me santifico, para que ellos sean santificados en la verdad.

20Pero no ruego sólo por éstos, sino por cuantos crean en mí por su palabra, 21para que todos sean uno, como tú, Padre, estás en mí y yo en ti, para que también ellos sean en nosotros, y el mundo crea que tú me has enviado. 22Yo les he dado la gloria que tú me diste, a fin de que sean uno, como nosotros somos uno. 23Yo en ellos y tú en mí, para que sean perfectamente uno, y conozca el mundo que tú me enviaste y amaste a éstos como me amaste a mí. 24Padre, lo que tú me has dado, quiero que donde esté yo estén ellos también conmigo, para que vean mi gloria, que tú me has dado, porque me amaste antes de la creación del mundo.25Padre justo, si el mundo no te ha conocido, yo te conocí, y éstos conocieron que tú me has enviado, 26y yo les di a conocer tu nombre, y se lo haré conocer para que el amor con que tú me has amado esté en ellos y yo en ellos.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Todos, tú, uno con Dios

No vayas a la tuya, ve siempre a la de Dios. Cree y confía, y aunque la vida del cristiano, como toda vida, es dura y complicada, con días mejores que otros, con dolores y alegrías, si eres uno con Dios, tendrás cabida en la otra vida, en la eterna; ¡que la vida continúa después de ésta!; Dios Hijo lo demostró resucitando y anunciando el Reino de Dios. Cree en Jesús, cree y únete a Dios, que fundó la Iglesia Católica.

P. Jesús
© copyright

Puedes comentar aquí lo que te parece el Evangelio

Consejo nº 1.354

.-Unida está la familia que quiere estar unida.

P. Jesús

© copyright

Puedes comentar aquí lo que te parece el Consejo

San Antonio de Padua, Doctor de la Iglesia (1231)

Nace en Lisboa en 1195. A los 27 años se hizo franciscano y tomó el nombre de Antonio en recuerdo de San Antonio Abad. Fue a evangelizar al Africa pero el clima y el trabajo lo enfermaron. Se embarcó para España pero una tempestad lo llevó a Italia. Allí y en Francia predicó previniendo a la gente para que no se dejara engañar por los herejes albigenses.

Fijó su residencia en Padua, ciudad universitaria. Allí consiguió los mejores frutos de sus sermones y adquirió una fama inmensa. León XIII lo llamó “el santo de todo el mundo”, porque su imagen y su devoción se encuentran por todas partes.

Fue un evangelizador incansable. Repetía que el gran peligro del cristiano es predicar y no practicar, creer pero no vivir de acuerdo con lo que se cree. Los favores que consigue son inmensos. Es más amado e invocado por el pueblo humilde que ve en él un protector de los pobres y necesitados.

Murió el 13 de junio de 1231, a los 35 años. La ciudad de Padua ha conservado sus restos con enorme devoción durante más de siete siglos, construyéndole una bellísima basílica. Dios quiso glorificar su sepulcro obrando allí infinidad de milagros. El Papa Gregorio XI lo declaró santo al año de muerto. Pío XII lo declaró “Doctor Evangélico”. La gente experimenta que él conmueve a los ricos para ayudar a los pobres y consigue buenos matrimonios.

Fuente: ACI Prensa

Comentario sobre la biografía del Santo-a, por el P. Jesús

San Antonio de Padua, Doctor de la Iglesia (1231)

San Antonio de Padua, puede hacer mucho por ti, aún hoy. Eso es lo bueno que tiene ser Santo, que aunque uno muere, no ‘muere’, porque por misericordia de Dios, puede seguir repartiendo los milagros que Dios concede a través de él. ¿No te gustaría ser un santo de estos a los que la muerte no deja que sigan obrando por amor de Dios? Sí, sé que te gustaría, entonces, medita su consejo y advertencia:

“…el gran peligro del cristiano es predicar y no practicar, creer pero no vivir de acuerdo con lo que se cree”.

P. Jesús

© copyright

Puedes comentar aquí lo que te parece la meditación de la Biografía

Cambia tú

No esperes nada de los demás, empieza tú a hacer la diferencia, y con el tiempo algunos cambiarán para mejor con tu buen ejemplo. Lo importante es que tú hagas lo correcto; porque Dios a ti te pasará cuentas, sí, a ti, sólo a ti, a cada uno individualmente, no en colectivo.

Céntrate en qué necesitas hacer para mejorar y dar gloria a Dios. Investiga cuáles son tus puntos débiles y tus puntos fuertes, para saber en qué debes esforzarte para cambiar y qué de bueno tienes para desarrollar y aumentar.

No pierdas el tiempo mirando qué hacen o dejan de hacer los demás. Invierte tu tiempo en ti, en hacer de ti un hombre de bien, un hombre de verdad, una persona con una historia buena, tú puedes hacer de ti, con la ayuda de Dios; ese ser perfecto y maravilloso que este mundo necesita para que a través de ti Dios se haga presente en esta sociedad.

Lo que mucho vale, mucho cuesta. Pero vale la pena esa lucha interna, porque la satisfacción personal y espiritual es inmensa, ya que la riqueza moral que conlleva ser una persona plena, por ser buena de verdad; es la meta máxima a la que todos estamos llamados por naturaleza y deseo de Dios.

¿A qué esperas?

Haz la prueba.

Dios te ama.

Montserrat Bellido Durán

© copyright

Puedes dejarnos un comentario AQUI