Saltar al contenido

Vecinos

Consultorio Familiar y Personal

Consulta 1

a. , 38 años , de costa rica. 4/18/2009

mi querida mariale escribo porque usted me ayudado cuando e nesesitado pero es que aveces un se desespera con la gente tenemos unos vecinos al frente de la casa que son orgullosos el humilla ala gente poque tiene su casa libre de compro un buen carro los hijos van por el mismo camino la chica tiene 15 años el chico tiene 14 ofenden el papa siempre pasa tomamdo ella es muy orgullosa pero tiene un vocabulario terrible en esa casa sse escuchan gritos problemas el hijo nos pasa hacindo daño a la casa son envidiosos humilladores hacen fiestas y solo licor malas palabra delante de los niños nosotros estamos agarrados de dios pero esto molesta mucho que lo humillen porque porque tenemos deudas porque estamos con la casa hipotecada porque el carrito de nosotros es sencillo el es maestro de hobras y le salen buenos trabajos nunca les falta el dinero son ivivibles todo les sale vien nosotros tratamos de tener paz somos una familia bonita tratamos de agradar adios pero aveses es dificil contata cosa bendiciones para usted para su familia oren mucho por nosotros 

Respuesta de: María Durán de Bellido. 4/19/2009

Alma bondadosa y amada de Dios; comprendo bien todo lo que comentas y comprendo lo duro que debe ser vivir en estas circunstancias y teniendo este tipo de vecinos que hacen doler al alma con su carácter. Sólo puedo decirte que Dios fue pobre y es Rey, que Dios fue la burla y el escarnio de muchos y es Dios, que Dios dice que los que le amamos vamos a vivir su vida y con eso vemos que vosotros lo amáis y sois ejemplo de Dios en la tierra. Ánimo porque vivís cara a Dios y dando un muy buen ejemplo a todos, incluso a estos vecinos y esto les debe atormentar el alma que no vive en paz aún y teniendo casa propia, carro magnífico y un trabajo excelente; les falta calidad humana y caridad. Lo que tienen no es perdurable. Reza por ellos, porque tienen una vida muy triste de gritos y vicios, y nada bueno sale de ello; me temo que la vida les pasará cuentas de los dones y bienes que Dios les permite tener y ellos los usan mal con vosotros y con los demás. Reza, porque tiemblo sólo de pensar lo que les puede llegar acontecer cuando la vida les pase las cuentas de sus hechos, que la bondad y caridad brillan por su ausencia; lo digo en serio; luego tendrás gran pena de ellos porque su dolor también será visto como ahora muestran su orgullo. ¡Pobrecitos! Recemos sinceramente por ellos: ¡la que les espera! ¡Oh Dios! Mejor que recemos y Dios tenga misericordia de ellos y no les suceda; lo digo en serio: recemos con todo el corazón para que Dios los perdone, los ayude a la santidad y los guarde de todo mal. Padre nuestro, que estás en el Cielo, santificado sea Tu Nombre; venga a nosotros Tu Reino; hágase Tu voluntad en la tierra como en el Cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del maligno. Amén.

Queda en paz.

 

Sección: Vecinos