Saltar al contenido

Suegros

Consultorio Familiar y Personal

Consulta 17

P., 47 años, de Argentina. 

Hola Sra. Maria!! Qué alegría volver a escribirle para agradecerle y hacerle otra consulta después de tantas que ya le he hecho. Le cuento que los padres de mi marido viven solos y atrás la hermana con su hijo, el tema es que cuando lo vamos a visitar con mi familia, lo único que hacen es sacarnos información como por ejemplo como andan los chicos en la escuela, siempre lo mismo, nos damos cuenta que lo que hacen es competir con el otro nieto, viven comparando y eso nos molesta y nos aleja; además ellos nunca llaman como están sus nietos y ni siquiera preguntan por su hijo. Desde los 9 años él y sus hermanos no vivieron con ellos, los tres fueron a internados (colegios), luego a la universidad. Querida Maria mi consulta es si a ellos, los abuelos de mis hijos, les interesa sus nietos y su hijo? Muchas veces nos duele la ignorancia de ellos.
Bendiciones especialmente para usted y toda su querida familia. Un gran abrazo a la distancia y que DIOS Y EL ESPIRITU SANTO la siga iluminando.


Respuesta de: María Durán de Bellido. 

Estimada amiga P.:

Gracias por escribirme y por la confianza de tu consulta. Mi opinión es:

¿Y si yo te dijera que tus hijos y tu esposo e incluso tú misma, sois muy, pero que muy amados por tus suegros?, ¿qué cambiaría de tu vida, de vuestra vida?… ellos continuarían haciendo esas preguntas y seguirían sin llamar, aun cuanto te digo que ellos os aman con toda la potencia de su corazón. Y es que no todos aman igual, no todos tienen la misma intensidad y necesidad de amor y amar, pero seguro que te aman a su manera. Tú dime que han hecho con su vida, que han hecho con su trabajo, y por la manera que han vivido se puede saber con la intensidad que aman, porque amar aman, pero hay personas que han sido educadas y se han conformado con esa educación recibida de sus padres y familiares y de la vida que han vivido ellos; a ellos les pareció bien y no meditaron mucho sobre el tema. Pero seguro que han tenido que esforzarse mucho para poder pagar el colegio de sus hijos, el llevarlos a internados y universidades, y con este sacrificio, en dinero y el no tener a sus hijos cerca, demuestran la grandeza de su amor. Ellos, me parece a mí, le dan mucha importancia a los estudios, y para ellos es sinónimo de amor. Es decir, para ellos el que los padres se sacrifiquen para que sus hijos estudien, aunque tenga que ser lejos de ellos, para ellos es realmente y verdaderamente una muestra de su amor, de su verdadero y frondoso amor, porque hay sacrificio en ello, tú lo sabes bien, porque no ver a los hijos y los hijos no ver a los padres, es un sacrificio, pero los padres de tu esposo, ellos creían que su futuro, el tener una manera buena de ganarse la vida, era lo mejor que podían darle, y por eso lo hicieron, para DARLE SU AMOR, (y si un hijo, hubiera renunciado a los estudios que ellos les pagaban con amor, para ellos podría haber sido como si renunciaran a su amor, a no querer ser amados por los padres, porque esos padres demuestran su amor dando estudios y los sacrificios que ello conlleva), y por eso se preocupan por los estudios de sus nietos, tanto los de tus hijos como el hijo de la hermana de tu esposo, porque para ellos, UNA MUESTRA DE AMOR VERDADERO ES QUE TENGAS ESTUDIOS. Puedes estar o no estar de acuerdo, incluso puede que tu esposo no lo esté, pero ellos, para ellos es Amor el que los hijos tengan estudios, el proporcionárselo, el que los hijos lo acepten, porque REPITO, para ellos es AMOR. Sí, tus suegros te aman, y AMAN a su hijo y a vuestros hijos, ¡a su manera!, pero los aman de verdad, con profundo amor de padres y abuelos. No puedes quejarte de ellos por no amar como tú amas, tiene que haber respeto también en esto. Y ahora te diré lo importante para ti, que no es saber esta certeza de que eres amada y tu familia es amada por tus suegros, sino que te pregunto: ¿los amas tú?, como debe amarlos una persona de fe, que tiene visión sobrenatural de la vida misma. ¿Los llamas tú?… ¿qué manera es tu manera de amar y demostrar tu amor?… Si tú necesitas que te llamen y no lo hacen, llama tú, y cuando estéis hablando, luego ya no importa quién ha llamado a quien, lo importante es que estáis hablando. Y sobre todo, dile a tu esposo y a tus hijos que sus padre, que sus abuelos, tus suegros, los aman, porque ¡es la verdad!, ellos los aman, y a ti también, y les interesa saber vuestras cosas y aunque el natural (de muchos), es la comparación sistemática, eso no quiere decir que no quieran a cada uno como es, pero como ellos les dan valor a los estudios, toda su vida, sus hechos, lo demuestran, entonces esto para ellos es una manera de medir el amor que vosotros tenéis a vuestros hijos, y aunque quizás tu opinión es distinta, el hecho REAL, es que es la suya, es la de ellos. Por eso no se puede juzgar a nadie sentenciando, porque Dios, que conoce todos los corazones, no lo quiere, y no lo quiere, porque sabe que cada quien ama y demuestra el amor a su manera, según su información y formación. No puedes comparar a tus suegros contigo, porque tú has tenido otra educación, otra vida, y tu esposo también ha tenido otra educación, otra vida de la que ellos tuvieron. Por eso tiene que haber respeto, y sobre todo, Caridad, porque debemos amarnos unos a otros, no tanto por lo que recibimos de ellos, por lo que nos dan, sino por lo que NOS AMA DIOS Y NOS DA DIOS, (con Él lo tenemos todo y por Él y con Él todo es conseguible en esta vida), esa es la manera de amar a todos, otra cosa distinta es, como Jesús, Dios Hijo, que tenía a su apóstol más amado: San Juan, y a sus amigos más íntimos: Lázaro, María y Marta. Eso es normal y natural en el hombre, en la persona, pero a TODOS hay que darles ese amor ágape, esa Caridad, que demuestra quienes somos, como somos, a quien amamos más y sobre todas las cosas y personas, y este tiene que ser Dios. Nuestra fe nos lo pide y si somos católicos debemos obedecer a los mandatos Divinos de la fe.

Sé que eres muy buena persona, y perdona si en algo te he contrariado al darte mi opinión personal en mis comentarios. Te deseo esa paz que tú puedes y debes y tienes dentro cuando amando a Dios te unes a Él por los sacramentos, y que esa paz la propagues a los que te aman, a los que tú debes Amar: a todos. ¡Tú puedes!, eres libre y Amada por Dios.

Queda en paz.

Dios te bendiga y la Virgen María te guarde.

Con cariño

Maria

 

Sección: Suegros

Consulta 16

M., 38 años, de Argentina. 02/02/2011

Estimada María, desde ya muchas gracias por leer estas líneas, leyendo las consultas anteriores veo que las nueras no somos muy apreciadas, en base a mi experiencia personal yo misma lamentablemente creo que no lo soy.

Amo mi fe, amo el sacramento del matrimonio que recibí junto a mi esposo y por medio del cual el Señor bendijo nuestro amor; siempre recuerdo esta hermosa cita bíblica ” El hombre dejará a su padre y a su madre y se unirá con su mujer y serán los dos una sola carne. De manera que ya no son dos, sino una sola carne…” como dice la palabra de Dios ya no son dos sino una sola carne, pero parece en algunos casos esto no se respeta por personas del entorno familiar que aún teniendo la mejor de las intenciones no entienden el daño en la relación de pareja que causan a veces.

Tengo presente el cuarto mandamiento, pero la persona que buscó y eligió compartir su vida junto a otra creo debería haber considerado esto antes de tomar esa decisión, el optar por vivir bajo el cuidado y atenciones de su madre o padre, o bien cumplir debidamente con el sacramento que un día recibió. Creo que mi comentario no es exagerado sino que sólo trata de ser realista.
Bendiciones.


Respuesta de: María Durán de Bellido. 07/23/2011

Estimada amiga M.:

Gracias por escribirme y por la confianza de tu consulta. Mi opinión es:

Todos quisiéramos, estimada amiga, alma consagrada, tener un nivel de prácticas de fe rayando la perfección, pero así no es, no suele ser, y por esto Dios nos dio el mandamiento del amor; la caridad. Y esto cuesta, y es necesario sacrificarse y mortificarse, porque aún no hay nadie perfecto en este mundo, sólo Jesús, Dios, fue perfecto; es perfecto.

Comprendo tu dolor, y te pido lo ofrezcas a Dios para que ayude a tu esposo y suegros a respetarte, comprenderte, quererte más y mejor, y a ti que te dé gran paciencia, bondad, comprensión.

A veces Dios permite unas cosas para que no le dejes a Él, para que tu esposo no sea tu dios, sino que viendo su imperfección tu continúes amando a Dios sobre todas las cosas y a tu esposo lo ames por lo que es: tu esposo, un ser que como tú necesita de ayuda y comprensión, que como tú, y todos, aún no es perfecto, pero siendo bueno puedes valorar en él cosas maravillosas que te enamoraron de su persona. No permitas que los defectos te nublen las virtudes que él tiene. Ámalo, porque te hace bien amarlo, porque le hace bien tu amor.

Queda en paz.

Dios te bendiga y la Virgen María te guarde.

Con cariño

 

Sección: Suegros

Consulta 15

A., 40 años, de USA. 01/16/2011

Tengo problemas con mi esposo porque yo me enojo con él, porque su familia siempre se han metido en nuestra relación. Desde entonces trato de no hacer caso, pero con el solo hecho de que ellos vengan a mi casa o nosotros vayamos para allá, siento que no me da mi lugar. ¿Qué hago? Un consejo, por favor.

Gracias…


Respuesta de: María Durán de Bellido. 07/21/2011

Estimada amiga A.:

Gracias por escribirme y por la confianza de tu consulta. Mi opinión es:

Alma necesitada de afecto sincero, el que Dios te da y te dará siempre, mas no así todas las personas que deberían hacerlo, porque hay mucha imperfección en este mundo y la falta de virtudes en los demás nos hacen daño, sin poder remediarlo; pero en lo que sí podemos hacer, y debemos hacer, es en nuestras virtudes, en nuestro propio comportamiento con los demás, porque siempre tenemos que hacer el bien sin mirar a quien. ¡Cuesta!, sí, pero es nuestro deber de cristianos.

Te pido que tengas mucha paciencia y vivas la caridad; es decir, que hagas lo que hagas, no lo hagas por los demás, sino por agradar a Dios, que tanto te Ama.

Reza mucho por tu esposo y su familia, para que te quieran bien. Pero como todo necesita de tiempo y una buena semilla de tu parte, mientras no ocurra lo que quieres, acepta el sufrimiento y no desprecies a los que te desprecian sino que hazles todo el bien que puedas. Acepta la mortificación porque al fin y al cabo eres un alma para Dios.

Queda en paz.

Dios te bendiga y la Virgen María te guarde.

Con cariño

 

Sección: Suegros

Consulta 14

B., 59 años, de México. 6/12/2010

Hola:
Tengo 30 años de casada, tuve únicamente un hijo. Siempre he tenido problemas con mi suegra porque siempre me está diciendo cosas muy hirientes. Durante mucho tiempo intentó separar nuestro matrimonio. Yo no soy muy cariñosa, es mi forma de ser, no me acepta, quiere que esté siempre resaltando y elevando a su hijo. Nunca le doy gusto, me molesta mucho cómo habla de los sacerdotes, del Papa. Opté por no hablar con ella porque siempre que hablo me deja sintiéndome muy mal. La he ignorado aunque mi esposo sí habla con su madre, yo ya no quisiera que ni me visitara, le dije a mi esposo yo no siento el estar llamándole a tu Mamá, ya se quedó callado, no me dijo nada.  Ya mi hijo tiene 28 años, siempre quiso quitarme a mi hijo diciendo que yo no iba a saber educarlo pero luché, no le consiguió. Siempre he sentido sus malos deseos de verme mal. ¿Hago mal en no volverla a ver?  He luchado mucho con la oración, para poder entenderla. Varias veces en esos 30 años le he tolerado pero ya llegue al límite. El padre me dijo que no tenía por qué visitarla.  ¿Qué me aconseja?

Respuesta de: María Durán de Bellido. 11/12/2010

Alma bendita. Como madre que eres, a ti te gustará que tu hijo en tu ancianidad te visite y le acompañe su familia, ¡seguro!, pues tú debes de obrar como a ti te gustaría que lo hicieran. No mires lo que te duele sino el bien que puedes hacer. A tu esposo le hará feliz que lo acompañes, como a tu hijo le hará feliz que su mujer lo acompañe a vuestra casa, pues, lo mismo te digo: haz el bien. Eso no quiere decir que te lo pases mal, seguro que sí que te lo pasas mal, pero hay muchas mujeres que se lo pasan mal trabajando con jefes que no les tratan como deberían, pero por amor a la familia, por necesitar del sueldo, se aguantan un día sí y el otro también lo hacen por este amor con que aman a la familia; tú amas a tu familia, a ti misma, y debes sacrificarte para que haya equilibrio emocional en tu esposo, él necesita de su madre, sea como es, ¡es su madre!, como tú hijo necesita de ti, verte, hablarte, saber que estás a su lado. No niego tu sufrimiento, pero sé que tu bondad podrá con él, y si tienes necesidad de llorar, llora y reza y pídele a Dios que haga que con tu suegra todo sea mejor, y Dios lo hará. Sé que eres una gran persona, por eso te lo pido: sacrifícate y ve con tu suegra, es más, te pido que además seas cariñosa con ella. Recuerda a los enfermos que trataba la Madre Teresa de Calcuta, no era fácil atenderlos, cuidarlos, y ella lo hacía por Dios, y tú puedes hacerlo por Dios, debes de hacerlo por Dios; ésta es nuestra fe católica, el lavar los pies a los cansados. ¿Qué le ocurre a tu suegra que sea así?, ¿cuánto ha sufrido en su vida?… Contéstate a ti misma, y por Dios sé su alegría, sí, la alegría de tu suegra, de tu esposo, de tu hijo, nuera y nietos, porque de eso va vivir nuestra fe, que es la verdadera: sufrir y dar lo mejor de nosotros mismos para que los demás sean felices y nos salvemos todos: Eso hizo Jesús.

Amiga, me atrevería a pedirte, al ver tu bondad, que no sólo seas buena, sino que además seas santa. A eso hemos venido todos al mundo a dejar que Dios nos haga santos, ¿cómo?, pues cumpliendo con nuestra fe, con lo que pide la Iglesia Católica, con lo que han vivido los santos. Yo veo tu corazón y sé que puedes dejar que Dios te haga santa. Es más, te pido que con las amigas hagas en tu casa una tarde de oración con ellas, a la semana, y rezáis el Rosario y podéis meditar sobre uno de los evangelios de la semana con la meditación del P. Jesús. Te paso Link.,
http://www.catholicosonline.com/Servicios/Boletin_envio_diario/index.html
Te encomiendo querida amiga esta tarea, además de visitar a los enfermos de tu parroquia. Haz el bien tú que eres tan buena, porque Dios necesita de ti. Y quien me lea a parte de ti, mi querida amiga, que haga como tú, y que se una con sus amigas para pedir la santidad de todas y del mundo entero, para pedir por los hijos… Y por todo lo que necesitéis. Y podéis tener la computadora abierta en la sección de CatholicosOnline donde está expuesto el Santísimo.
http://www.catholicosonline.com/Familia/jovenes/Sagrada_Custodia.asp
Tenemos que unirnos a Jesús, Él nos Ama, Él nos llama. Digámosle sí a Dios. Amén.

Sé que estás contenta por haberme escrito. Yo también. Te quiero mucho. Sufre en paz, en la paz de tu bondad. Caridad. ¡Qué buena eres amiga mía!

Queda en paz.

 

Sección: Suegros