Saltar al contenido

Consulta 11

L. , 21 años , de México. 10/8/2010

Hola!, como esta? la verdad es que he buscado consulta
en varios sitios católicos pero no he obtenido respuesta, a lo mejor no
checan sus correos muy seguido o tienen muchas consultas pendientes. Mi
caso es el siguiente, yo tengo un bebe que va a cumplir un año, soy
católica de padres y familia católica y es la educación que impartiré a mi
hijo, se bautizara ya en diciembre. Mi esposo es protestante, de
denominación “cristiano bautista”, él, hoy en día ya no asiste a su iglesia
pero no quiere asistir a ninguna según el dice no quiere saber nada de
religión, el solo cree en Dios, es lo que dice. Lo he invitado a misa y no
quiere ir, pero este sábado ya acepto a ir a un grupo de jóvenes católicos
es un buen paso, por otro lado no se si el aceptara al final ir o no al
bautizo de mi niño. Que puedo hacer para lograr su conversión??? Quiero y
deseo con todas mis fuerzas casarme por la iglesia, ir a misa con toda mi
familia, y que el este presente en el bautizo de mis hijos, que puedo
hacer???……He pedido mucho a Dios y creo que si me escucha, pero si mi
esposo no quisiera casarse nunca por la iglesia y permanecer sin creer en
nada, que debo hacer??? separarme?? no se que hacer y me entristece mi
situación


Respuesta de: María Durán de Bellido. 10/11/2009

Alma angustiada, pido a Dios por ti y tu familia. Los sueños están bien, porque nos ayudan a tener esperanza, pero a parte de soñar, hay que ser realista y lo que tienes hoy ahora es lo real y es lo que posiblemente seguirás teniendo, si es que no empeora todo, pero el católico coge su cruz y acepta sus responsabilidades. Tú fuiste libre de casarte y libremente lo hiciste y tienes este hijo. Las consecuencias de casarse con una persona que no es católica, son las que tú comentas. Podría ser que aceptara la fe católica, pero tu hijo ya tiene un año y él, parece ser que no lo acepta, sólo tienes la fe y tus oraciones, pero si no cambia de actitud respecto a su fe, él no te engañó, eres tú quien vive engañada, ya que hoy por hoy, no la acepta, ni va a venir al bautismo de vuestro hijo, posiblemente, de seguir así, y nada indica que vaya a cambiar, tampoco estará de acuerdo en la primera comunión, y pregunto ¿Qué le dirá a vuestro hijo respecto a casarse otro día, vuestro hijo, por la Iglesia, si él no quiere? Te veo una vida, según la realidad de hoy, muy llena de cruces y grandes tristezas, y desde luego no podrás ir a recibir tú tampoco los sacramentos. Esto es lo que hay, querida alma de Dios, por lo que me cuentas. No puedes pensar en decirte, hasta x tiempo, y si cambia bien, sino, divorcio, eso no es bueno, él no te engañó, eres tú que vives engañada. Desde luego que la oración lo puede todo, pero Dios, para salvarnos necesita de nuestra decisión de que lo haga, y ¿quiere el padre de tu hijo hacerse católico?, ¿no es más bien un deseo tuyo, como también es un deseo de Dios?, pero ¿cuántos deseos de Dios hay que no se han cumplido? Estoy convencida que Dios no hubiera querido nunca que te casaras por el civil apartando de este acto, tu fe católica, pero lo hiciste, porque realmente eres libre, como lo es el padre de tu hijo. No sueñes en cosas que se necesitan de la voluntad de otros, en este caso el padre de tu hijo. Medita todo lo que te he comentado y se consciente de no empeorar las cosas, es más, decide a quien servir, a quien seguir, por quien vivir. La ayuda de Dios siempre la has tenido y la tendrás, pero Dios desea y necesita la colaboración directa de la persona en cuestión, y en este caso, el padre de tu hijo.

Las cosas en la vida no son tan fáciles de arreglar, porque es cuestión de la persona, de otras personas a parte de tu voluntad o la voluntad de Dios. Eres muy joven y por consiguiente idealista, y esto es bueno; es bueno serlo para uno mismo, jamás uno puede decidir por los demás, que son libres. Acepta las consecuencias de tus actos, y medita antes de empeorarlos más, porque los problemas no se solucionan atrayendo más problemas sino aceptando la realidad, reconociendo los errores y enmendando las circunstancias viviendo siempre al lado de Dios.

Tienes aseguradas mis oraciones diarias para ti, mi querida niña, pero además de las oraciones tienes que ser realista, la vida es como cada quien quiere hacerla, y tú puedes y debes hacerla llena de fe; la fe que mueve montañas, la de tu salvación. Da buen ejemplo a este hijo tuyo, porque la vida es para ofrecerle a Dios todo nuestro amor. Dios te Ama de verdad.

Queda en paz.

 

Sección: Matrimonio Civil