Saltar al contenido

Consulta 1

A. , 34 años , de méxico. 5/12/2009

Actualmente trabajo en una empresa que es internacional, mi jefe es excelente persona, me ha ayudado mucho profesional y moralmente…. lo considero como un “papá” de oficinia… gano bien, aunque no recibo todas las prestaciones de ley. Recientemente me han hecho una propuesta para asociarme con una empresa extranjera y de aceptar, sería un competidor de mi jefe. Es una excelente opción de crecimiento tanto económico como profesional, pero no puedo evitar sentirme desleal… y estoy trabjando en el proyecto al mismo tiempo q sigo cumpliendo con mis responsabilidades.. pero siento q estoy siendo desleal… estoy haciendo lo correcto?

Respuesta de: María Durán de Bellido. 5/13/2009

Alma exquisita en tu fe, alma de Dios. Es normal y natural en toda persona sana, los deseos de prosperar; Dios así lo quiere también en la vida espiritual y por lo tanto todos lo tenemos y es bueno.

Si esta persona es tan buena contigo aunque que no te da todas las prestaciones, debes hablarle con sinceridad, debes comentarle que tienes una muy buena oferta de trabajo y que además él no te da todas las prestaciones: no te quedes nada por aclarar, porque eso trae congoja, y no es necesario pasar por ello y más si dices que tu jefe es como un ‘papá’, y siendo así, con los padres hay confianza: debe haber confianza; tiene que haber confianza. No le tienes por qué decir cuál es el nombre de la empresa, eso no es importante, sino el que siempre haya paz en tu interior y en tus relaciones con todos las personas.

Si tú pudieras económicamente hacer este negocio tú sólo: ¿Crees que estaría mal hacerlo? ¿Crees que estaría mal dejar a tu jefe para ser tu propio jefe? ¿No has pensado que a lo mejor podrías asociarte con tu jefe actual? Y no porque lo hagas sino: ¿porque no lo has hecho? Para él eres un buen empleado, y esto está bien, pero pudiendo ser tu propio jefe: ¿Es malo esto? Háblalo con él y medita la conversación y si hace falta vuelve hablarlo con él. Y si ves que se enfada o que se altera, comprende que es natural porque es humano. Mi consejo es que lo hables y mi afirmación es que es lógico que desees prosperar en tu vida propia, como tu mismo jefe próspero, pero, para los buenos hijos de Dios, como eres tú y él, Su Paz, la Paz de Dios, debemos vivir y transmitir.

Pregunta; y no te sientas mal si él se siente mal. Y si las conversaciones no van como tendrían que ir en hijos de Dios, vuelve a escribirme. Rezo por ti, “…” porque eres muy bueno y Dios te ama mucho.

Queda en paz.

 

Sección: Trabajo