Saltar al contenido

III. El Espíritu Santo, intérprete de la Escritura – 119

 PRIMERA PARTE LA PROFESIÓN DE LA FE
– PRIMERA SECCIÓN «CREO»-«CREEMOS»
– 
CAPITULO SEGUNDO, DIOS AL ENCUENTRO DEL HOMBRE

Artículo 3 LA SAGRADA ESCRITURA

III. El Espíritu Santo, intérprete de la Escritura

119 “A los exegetas toca aplicar estas normas en su trabajo para ir penetrando y exponiendo el sentido de la Sagrada Escritura, de modo que con dicho estudio pueda madurar el juicio de la Iglesia. Todo lo dicho sobre la interpretación de la Escritura queda sometido al juicio definitivo de la Iglesia, que recibió de Dios el encargo y el oficio de conservar e interpretar la palabra de Dios” (DV 12,3):

Ego vero Evangelio non credere, nisi me catholicae Ecclesiae commoveret auctoritas (S. Agustín, fund. 5,6).

Meditación:

III. El Espíritu Santo, intérprete de la Escritura

Puedo decir en mis reflexiones, lo que reflexiono y de ello tengo opinión, pero la Madre Iglesia es a quien me someto a juicio por mis opiniones como exégeta de la Palabra de Dios. Y así todos deben hacer lo mismo, y ser humildes en la Verdad que es Una, como Uno es Dios.

P. Jesús

© copyright