Saltar al contenido

Consulta 16

K. , 37 años , de Colombia. 8/14/2008

Buenos dias, mi problema es el siguiente:
vivo en unión libre con mi esposo (es soldado, el tiene 34 años)tenemos un niño de 5 años, hace 3 meses me enteré por él mismo que tenía una novia de 19 años, que el estaba enamorado de ella, que por tal razón nos diéramos un tiempo +- de 5 meses, al mes de haberme dicho esto me empezó a buscar, me dijo que el se había dado cuenta que no estaba enamorado de ella, que yo era a la que el en verdad queria, yo le dije que yo le daba una nueva oportunidad pero que se casara conmigo el dijo que sí, pero que le diera un tiempo para poder terminar la relación con la de 19 años, ya que a él le daba pesar por que la había ilusionado diciendole que se casaría con ella, yo le dije que arreglara los problemas y que el ya sabia la condición para volver. Ahora no sé que hacer porque el me dice que tengamo relaciones y que el así no acude a ninguna mujer y que así poco a poco se aleja de ella… yo asisto a la casa de oración de “renovación carismática católica” desde hace un mes hago ayunos, hago el rosario y asisto a liberaciones y sanaciones y retiros espirituales, le prometí a Dios no fornicar, pero a veces siento que me siento débil y siento que puedo caer con mi esposo en la tentación del deseo carnal.

Gracias por la ayuda que me puedan brindar. Dios le bendiga y la virgen María le acompañe.

Respuesta de: María Durán de Bellido. 8/14/2008

Alma para Dios. No solo de pan vive el hombre; y menos para que te utilicen. Comprendo que al estar acostumbrada a él, necesites de relaciones sexuales con él, pero no creo que sea hoy ahora una persona que te interese, ni para casarte, porque para casarte por la Iglesia y que sea válido, es decir, que notes en ti, en vosotros, la ayuda y la fuerza misma de Dios en los dos, tenéis que cumplir ambos con las promesas que prometen los matrimonios canónicos, es decir, los matrimonios efectuados por la Iglesia. Deberías enterarte de ello, de lo que te comprometes al casarte y recibir el sacramento matrimonial.

Este hombre parece ser, por lo que me cuentas, que está jugando con las dos.

Ve a pedir ayuda a un sacerdote fiel al Magisterio de la Iglesia, porque ahora te estás alimentando de la Palabra de Dios y es algo maravilloso para tu persona entera: cuerpo y alma.

Queda en paz.

 

Sección: Parejas de hecho