Saltar al contenido

Consulta 2

L. , 50 años , de México. 10/19/2009

Tengo aprox. 1 año asistiendo a una Reflexión del Evangelio cada semana, el caso es que el predicador hace poco tiempo por mí misma se enteró que soy viuda, y a partir de ahí comenzó a tener actitudes muy llevadas conmigo, lo cual a mí desde el principio me molestó y lo comenté con mi “amiga” que me acompaña y ella me dijo que no veía nada malo en eso que así era él de juguetón, que ella sentía que él me veía como su “hermanita”, pero yo siento una total falta de respeto hacia mi persona, yo no he dado motivo para ese comportamiento, me ha confundido más ese comentario, siento como que está fanatisada y no sólo ella sino varias de las personas que acuden a esa reflexión, es verdad que él es una persona que tiene mucho conocimiento y muy preparada pero eso no le da derecho a tratarme así y yo he notado que nada más conmigo se comporta así y eso me tiene muy mal, siento tristeza, decepción, coraje. Lo peor siento es que hace poco tuve un problema sentimental muy fuerte y acudí a él para que me aconsejara, lo cual se lo agradezco pero yo sigo con ese proceso de adaptación a mi problema y este señor ya se desesperó conmigo, cuando como cristianos debemos tenernos paciencia y dar palabras de consuelo y no hundirnos más.No entiendo nada, ¿ dónde está su amor y paciencia a sus semejantes ?, ¿ en dónde quedó el testimonio que debemos dar ante los que nos rodean ? Me siento muy triste, decepcionada porque también mi “amiga” me dejó sola. Gracias por su ayuda

Respuesta de: María Durán de Bellido. 11/6/2009

Alma para el bien. No está bien que un sacerdote no tenga el respeto debido a todas las personas, y no está bien que otras personas aun lo vean con agrado. La fe es para vivir unidos a Dios y no para que en nombre de esta fe se den licencias a la falta de tacto, decoro y respeto.

No vayas más. Busca otro lugar donde puedan ayudarte espiritualmente.

Comprendo tu tristeza en la situación de ser viuda y la Virgen María quiere y puede ayudarte en estas circunstancias, cree en Ella y pídele ayuda a través del rezo del Santo Rosario.

Queda en paz.

 

Sección: Viudos