Saltar al contenido

III. Las características de la fe – 153

 PRIMERA PARTE LA PROFESIÓN DE LA FE
– PRIMERA SECCIÓN «CREO»-«CREEMOS»
– 
CAPITULO TERCERO, LA RESPUESTA DEL HOMBRE A DIOS 

III. Las características de la fe

La fe es una gracia

153 Cuando san Pedro confiesa que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios vivo, Jesús le declara que esta revelación no le ha venido «de la carne y de la sangre, sino de mi Padre que está en los cielos» (Mt 16,17; cf. Ga 1,15; Mt 11,25). La fe es un don de Dios, una virtud sobrenatural infundida por Él. «Para dar esta respuesta de la fe es necesaria la gracia de Dios, que se adelanta y nos ayuda, junto con los auxilios interiores del Espíritu Santo, que mueve el corazón, lo dirige a Dios, abre los ojos del espíritu y concede “a todos gusto en aceptar y creer la verdad”» (DV 5).

Meditación:

III. Las características de la fe

La fe es una gracia

¿Por qué san Pedro puede tener, de Dios Padre, la virtud sobrenatural de la fe?; porque conocía a Jesús, Dios Hijo, le trataba, iba con Él. Y tú debes hacer lo mismo; ¿cómo puedes tener fe, si no conoces a Jesús, Dios, si no le tratas, si no sabes todo lo bueno que hizo? Anda, ve a leer los Evangelios, lee y medítalos, y cree que lo que relatan es la verdad, y creyendo la verdad, Dios Padre vendrá a darte la virtud sobrenatural de la fe.

P. Jesús

© copyright