Saltar al contenido

5 Biblia y meditación.

El clamor de los israelitas, escuchado por Dios

Éxodo 2, 23-25

23 Pasó mucho tiempo y, mientras tanto, murió el rey de Egipto. Los israelitas, que gemían en la esclavitud, hicieron oír su clamor, y ese clamor llegó hasta Dios, desde el fondo de su esclavitud.
24 Dios escuchó sus gemidos y se acordó de su alianza con Abraham, Isaac y Jacob.
25 Entonces dirigió su mirada hacia los israelitas y los tuvo en cuenta.

 

Meditación:

El clamor de los israelitas, escuchado por Dios

Siempre te lo digo, es a Dios a quien debes quejarte, es a Dios a quien debes mostrar tu dolor, porque sólo Dios puede remediar tu sufrimiento, tu dolor, tus desgracias, y lo hace, Dios va en ayuda del necesitado, como hizo con los israelitas esclavos del faraón, y veremos más adelante cómo los libera.

P. Jesús

© copyright