Saltar al contenido

Consulta 33

M. , 40 años , de ESPAÑA. 9/15/2008

Estoy casada desde hace casi 17 años y tengo dos hijas de 14 y 16 años, a las que he educado en la fé católica desde que nacieron. Mi marido lleva engañándome con una chica extranjera, creo que desde febrero. Lo descubrí por unos mensajes “subidos de tono” que ella le enviaba, y porque en una ocasión cogí el movil y ella me lo contó. En ese momento, y tras una “bronca” monumental, mi marido negó todo y supongo que quise creerle, bajo la promesa de que iba a “solucionar el tema” . Intenté olvidarlo y que todo volviera a la normalidad. Pero el pasado sábado, volví a mirarle el móvil, que, por cierto, es otro número diferente al que tenía antes. En esta ocasión había un mensaje de él a ella, en el que le decía más o menos: “Mi amor, hoy no puedo ir. Te adoro”. Ante esta evidencia, su respuesta ha sido que no sabe cómo ha podido aparecer el mensaje en su móvil…Ni tan siquiera se ha tomado la molestia de mentir, o de dar una explicación…Le he dicho que se vaya de casa, y parece no importarle, aunque todavía no se ha ido. No ha movido un dedo ni cuando se ha enterado mi hija mayor. Estoy en estado de shock, y francamente no sé que debo hacer.
Un saludo,
M-ESPAÑA

Respuesta de: María Durán de Bellido. 9/17/2008

Alma sulfurada y con razón. Yo te daré mi sabia opinión para el bien de todos y especialmente de ti, amiga buena de Dios y Santa María.

Primero te voy a prestar mi hombro para que apoyes en el tu cabeza y te sientas acompañada en el dolor, en la tristeza de ver que tu esposo no era tan fuerte como tu esperabas y quisieras. Pero… tú lo amas ¿verdad hija de Dios? Sí, lo amas y quisieras que él te dijera: “No quiero irme de casa porque te amo más a ti que a ella.” Pero esa respuesta no has recibido aunque si su silencio y los hechos de que no se va.

No dejes que esa extranjera te quite a tu esposo, destroce tu hogar y vuestro futuro. Prepárate para pelear por el amor que os prometisteis en el altar. Puedes hacerlo: es tu esposo: Tuyo.

No le vuelvas a decir que se marche; pero sí que habla con él, y dile: “¿Qué prefieres, intentar nuestra felicidad o dedicarte a esta chica y que yo me vaya con otro hombre?” Ojo, que eso es sólo una pregunta, una pregunta para que la medite y posiblemente reaccione de sus errores. Porque jamás te aconsejaría que fueras con otro hombre, pero a tu esposo le conviene pensarlo para meditarlo a fondo. Dile que según lo que decida, que él es libre, luego vais a pedir hora con el abogado para la cuestión económica. Y por favor, por favor, no le digas nada más, sólo que le dejas dos días para pensárselo y que tú interés está en rehacer vuestro matrimonio. Yo te aseguro que si le dices esto solamente y sin ira y sin quejas, si él decide aceptar la reconciliación será muy difícil que vuelva a las andadas, porque sabe que habrá hechos, los hechos legales que como una mujer y esposa que eres viendo que él no cumple con su promesa dada en el matrimonio, debes protegerte de sus adulterios, por tu bien y el de vuestra familia. No hay nada que asuste más a un hombre que ‘una mente fría’ y que le da libertad para decidir.

Y por otro lado hija mía, acude a la Iglesia, confiesa, comulga; vive con la dignidad de ser hija de Dios y no permitas que tu esposo te quite esa dignidad que tienes y que es legítima y que la ley civil apoya. ¡Dale un buen susto! Ayúdalo a ser bueno y fiel. Sí, Dios también permite que nos asustemos para recuperarnos. Nos ama tanto que no le importa que regresemos a Él por miedo, porque sabe que Su amor por nosotros es verdadero, como lo es el tuyo por tu esposo.

Dios te bendiga hoy y siempre. Amén.

Rezo contigo. Padre nuestro que estás… … … … … … amén.

Queda en paz.


Sección: Matrimonio