Saltar al contenido

“Las palabras son gratis”

“Las palabras son gratis”

En un mismo día, por esas coincidencias de la vida, de dos personas distintas escuché la misma frase “las palabras son gratis”… la originalidad de tal afirmación hizo eco en mi interior y estuve pensando en ello, ¿realmente son gratis las palabras?

Uno puede decir lo que le dé la gana, por ser libre, pero SIEMPRE paga por sus palabras, de manera que, a la hora de la verdad hay que tener conciencia de que las palabras tienen su precio. Cuando se dice algo nace una consecuencia de ello. Tus palabras afectan a los demás y las de los demás te afectan a ti.

Es necesario cuidar lo que se dice y los temas de los que se habla, disfrutar de una buena conversación y vivir la caridad demostrada en el hablar.

Sí, hay a quien le sobran las palabras y pierde el tiempo malgastando saliva, en vez de callar y hacer algo de provecho. Pero también hay quien está a tu lado en el momento en que necesitas esa palabra de aliento, y una vez te ha consolado; se pone de nuevo a trabajar en silencio para hacer un mundo mejor.

Ama el silencio por lo bueno que te proporciona, y que es el diálogo con Dios y la Virgen María… o el diálogo con tu conciencia… ¡Oh! Si muchos conocieran y valoraran el poder de las palabras, serían mejores a la hora de hablar.

Montserrat Bellido Durán

© copyright