Saltar al contenido

Amor y arte

Amor y arte

Hay quien dice con tanta facilidad que ama… y después con tanta facilidad deja de amar… esto demuestra que son pocas las personas que saben amar de verdad.

No te conformes nunca con un mal amor, te mereces el amor de verdad.

En Dios encuentras el AMOR, sí, en mayúsculas, porque Dios no cambia ni vacila, Dios te AMA y te AMA SIEMPRE; por eso en el Cielo siempre se es feliz, porque siempre estás con Dios y allí todo es de Dios, todo es bueno siempre.

El amor es como el arte, hay que saber amar. Si tienes ganas de amar pero no sabes cuidar y respetar a los demás: no sabes amar. El arte necesita de la técnica para coger forma y plasmarse en la obra maestra. No basta con “sentir”, hay que plasmar el arte, hacerlo visible para que sea real. No basta con “sentir” hay que demostrar que amas.

El arte no es un mero “tilín” que se oye en el interior y basta para ser artista, el arte es una semilla que hay que cuidar y cultivar para que florezca. Cuántos artistas mueren al poco de encontrar su don para el arte porque les dicen que “eso es una tontería” y después viven vacíos por no poder ser aquello que debían ser.

Todo arte necesita del trabajo en equipo del corazón y de la mente. El corazón guía y la mente hace real lo que quiere el corazón. La mente hace posible lo que quiere el corazón. Es importante que sea bueno lo que quiere tu corazón, sino no será bello ni digno de admiración lo que hagas, tanto en el amor como en el arte.

¿Qué hay en tu corazón?

¿Qué deseas en tu corazón?

¿Qué busca tu mente guiada por tu corazón?

¿A quién le das tu corazón?

¿En qué cosas pones tu corazón?

Las personas venimos del Amor, de Dios, por eso para vivir necesitas amar y ser amado.

Según qué amas y a quién amas: TÚ serás de una forma u otra.

Cuida tu corazón si no quieres ser para Dios y para ti mismo una decepción.

Pídele a Dios que te dé un buen corazón, y lo hará, no lo dudes.

Montserrat Bellido Durán

© copyright