Saltar al contenido

Boletín diario

Envío diario nº 4.740- Lunes 14-6-21

¿Quieres recibir el Evangelio diario GRATIS? Suscríbete AQUÍ

Lunes 14 de Junio de 2.021

Tiempo ordinario 11º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Mateo 5, 38-42

Si te pegan en una mejilla pon la otra

(Dijo Jesús a sus discípulos): 38Habéis oído que se dijo: Ojo por ojo y diente por diente. 39Pero yo os digo: No me hagáis frente al malvado; al contrario, si alguno te abofetea en la mejilla derecha, vuélvele también la otra; 40y al que quiera litigar contigo para quitarte la túnica, déjale también el manto; 41y si alguno te requisara para una milla, vete con él dos. 42Da a quien te pida y no vuelvas la espalda a quien desea de ti algo prestado.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

«Palabra del Señor»

«Gloria a ti Señor Jesús»

Meditación:

Si te pegan en una mejilla pon la otra

Si alguien te daña, que algún día y otro, y muchos, te van a dañar, acepta ese daño, este dolor, acéptalo, como Dios nuestro Señor lo aceptó. Imítalo y calla, y reza y llora, pero no devuelvas mal por mal, porque entonces esa persona que te daña también recibe daño tuyo, y no está bien dañar. A nadie le es permitido hacerlo.

Comprende que aunque esa persona te ha dañado, si tú la dañas, ella recibe tu daño. Dejando aparte que te haya dañado primero, lo que cuenta para ti es que tú dañas y por ese daño te puedes hacer reo del Infierno. No te pierdas hijo mío, hija mía; El Cielo es demasiado bueno para que no vayas a ir.

Ser santo cuesta, pero vale la pena.

Y es preferible ser una víctima a un verdugo, aunque la víctima se haya vuelto verdugo; alguien tiene que parar el mal en el mundo: Tú.

Tú, con Cristo, todo lo puedes. Pruébalo.

Resiste al mal con todas tus fuerzas: Sé un hombre de una pieza: No devuelvas mal por mal, ¡Cristiano!

P. Jesús

© copyright

Consejo nº 859

.-Dios piensa siempre, de continuo, en ti; ¿te acuerdas tú de Él?

P. Jesús

© copyright

c. , 41 años , de u s a. 9/25/2008

divorciada hace 6 anos tengo dificultad para encontrar mi pareja ya que siempre parese que va a funcionar y despues de un tiempo todo se termina, yo creo que es porque yo entrego todo de mi incluso siempre termino entregandome intimamente cuando me siento bien unida a alguien que cren que debo cambias para que los hombres quieran comprometerse seriamente conmigo soy catolica y trato de llevar una vida correcta.mi pecado es que soy debil y siempre termno entregandome completamente .gracias por leer mi mensaje. saludos

Respuesta de: María Durán de Bellido. 10/5/2008

Alma necesitada de afecto; comprendo que tengas debilidad, porque quién ha perdido la pureza necesita de Dios para recuperarla, en sus ansias de mirar más por ti misma que por la situación de ser como los demás.

Las parejas de hecho no duran, porque el amor es para siempre o no es. Todo este montaje cinematográfico al respecto del amor, es una película, que terminado el tiempo, termina. El amor verdadero es distinto, el amor verdadero se hace día tras día y no sólo de noches de sexo.

Debes valorarte, ya basta que pases de mano en mano; eres una mujer valiosa, y lo sabes. Dios te ama. Acude a un confesor y te confiesas y la ayuda te la dará Dios, la ayuda de la pureza. Confía en Dios, porque Dios te ama. Y rézale para que te de un esposo como Él quiere. Se buena y pura y casta y reza y Dios te dará lo que necesitas. Es Dios y te ama. Pero espera y acude a la Santa Madre Iglesia.

Queda en paz.

 

Sección: Parejas de hecho

Envío diario nº 4.739- Domingo 13-6-21

¿Quieres recibir el Evangelio diario GRATIS? Suscríbete AQUÍ

Domingo 13 de Junio de 2.021

Tiempo ordinario 11º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Marcos 4, 26-34

El reino de Dios viene por Jesucristo

26Decía (Jesús a la muchedumbre): El reino de Dios es como un hombre que arroja la semilla en la tierra, 27y ya duerma, ya vele, de noche y de día, la semilla germina y crece, sin que él sepa cómo. 28De sí misma da fruto la tierra, primero la hierba, luego la espiga, en seguida el trigo que llena la espiga; 29y cuando el fruto está maduro, se mete la hoz, porque la mies está en sazón.

30Decía: ¿A qué asemejaremos el reino de Dios o de dónde tomaremos la parábola? 31Es semejante al grano de mostaza, que, cuando se siembra en la tierra, es la más pequeña de todas las semillas de la tierra; 32pero, sembrado, crece y se hace más grande que todas las hortalizas, y echa ramas tan grandes, que a su sombra pueden abrigarse las aves del cielo.33Y con muchas parábolas como éstas les proponía la palabra, según podían entender, 34y no les hablaba sin parábolas; pero a sus discípulos se las explicaba todas aparte.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

«Palabra del Señor»

«Gloria a ti Señor Jesús»

Meditación:

El reino de Dios viene por Jesucristo

Este Pan que comemos en la Eucaristía, es el trigo maduro y cortado; la muerte de Jesús lleva a todos los que le aceptan a Él, a Jesús, Dios, al Reino de Dios. ¿Quieres salvarte? Cree que Jesús es Dios, y come el pan de la Eucaristía.

P. Jesús

© copyright

Consejo nº 858

.-Dormir, debes dormir cuando no hay luz natural; ayuda a tu cuerpo a descansar, el seguir las reglas del universo.

P. Jesús

© copyright

San Antonio de Padua, Doctor de la Iglesia (1231)

Nace en Lisboa en 1195. A los 27 años se hizo franciscano y tomó el nombre de Antonio en recuerdo de San Antonio Abad. Fue a evangelizar al Africa pero el clima y el trabajo lo enfermaron. Se embarcó para España pero una tempestad lo llevó a Italia. Allí y en Francia predicó previniendo a la gente para que no se dejara engañar por los herejes albigenses.

Fijó su residencia en Padua, ciudad universitaria. Allí consiguió los mejores frutos de sus sermones y adquirió una fama inmensa. León XIII lo llamó «el santo de todo el mundo», porque su imagen y su devoción se encuentran por todas partes.

Fue un evangelizador incansable. Repetía que el gran peligro del cristiano es predicar y no practicar, creer pero no vivir de acuerdo con lo que se cree. Los favores que consigue son inmensos. Es más amado e invocado por el pueblo humilde que ve en él un protector de los pobres y necesitados.

Murió el 13 de junio de 1231, a los 35 años. La ciudad de Padua ha conservado sus restos con enorme devoción durante más de siete siglos, construyéndole una bellísima basílica. Dios quiso glorificar su sepulcro obrando allí infinidad de milagros. El Papa Gregorio XI lo declaró santo al año de muerto. Pío XII lo declaró «Doctor Evangélico». La gente experimenta que él conmueve a los ricos para ayudar a los pobres y consigue buenos matrimonios.

Fuente: ACI Prensa

Comentario sobre la biografía del Santo-a, por el P. Jesús

San Antonio de Padua, Doctor de la Iglesia (1231)

San Antonio de Padua, puede hacer mucho por ti, aún hoy. Eso es lo bueno que tiene ser Santo, que aunque uno muere, no ‘muere’, porque por misericordia de Dios, puede seguir repartiendo los milagros que Dios concede a través de él. ¿No te gustaría ser un santo de estos a los que la muerte no deja que sigan obrando por amor de Dios? Sí, sé que te gustaría, entonces, medita su consejo y advertencia:

“…el gran peligro del cristiano es predicar y no practicar, creer pero no vivir de acuerdo con lo que se cree”.

P. Jesús

© copyright

Domingo, 19 de Octubre de 2.014

A ti, para ver los milagros de la eficacia de tu fe:

San Juan 14, 12-14 “Les aseguro que el que cree en mí hará también las obras que yo hago, y aún mayores, porque yo me voy al Padre”. 13 “Y yo haré todo lo que ustedes pidan en mi Hombre, para que el Padre sea glorificado en el Hijo”. 14 “Si ustedes me piden algo en mi Nombre, yo lo haré”.

Hemos leído en el texto anterior del Evangelio de San Juan, que el que cree en Jesús, Dios, dice Jesús, Dios, que hará también las obras que Él, Jesús, Dios, hizo. ¿Y qué hizo Jesús? Evangelizó, sanó enfermos, dio de comer a los que le escucharon, en varías ocasiones; ayudó a pescar a sus apóstoles y pudieron comer. Resucitó a los muertos, y muchas más maravillas y obras milagrosas.

Si Dios, Jesús, dijo que los que creen el Él harán, también las obras que Él hizo, tú, tú puedes pedir milagros a Dios Padre, y por tu fe, Dios Padre te los concederá; PALABRA DE DIOS.

Y puedes pedir a Dios Padre, en nombre de Jesús, y estando Jesús, Dios, en el Reino de los Cielos, allí con el Padre, intercederá por ti, y hará lo que TÚ LE PIDAS en su nombre: JESÚS.

Un cristiano tiene que tener fe, y si ha leído el Evangelio, sabe que en el nombre de Jesús, Dios, pidiéndole lo que quieres, Dios Padre te lo da, por tu fe. Pero, ten fe.

Ten fe.

La fe es algo íntimo y personal, la fe es tuya, y la debes cuidar con la oración, meditando el Evangelio, la Sagrada Biblia, toda palabra que viene de Dios, porque es el alimento de tu fe.

Vive la fe.

Hay quien habla de la fe, y la va perdiendo, porque los que le escuchan, no creen y le hacen dudar de su fe. Por esto te digo que la fe es algo íntimo y personal, y no te pongas en disposición de perderla, por hablar a quien sin respeto te contradice, y sin entender, pretende, en vez de aprender de tu fe, que tú te apartes de ella, de tu fe, porque quien te escucha, no la tiene, ni le interesa tenerla; para hablar a otros de tu fe, sé respetuoso, y primero pregunta si quiere saber; si no quiere saber, intentará hacerte perder la fe con su falta de fe.

Y antes de hablar a otros de fe, cree en la palabra de Jesús, y primero, pídele, pídele que te ayude a hablar de la fe, y que la-s otra-s persona-s también quiera-n saberla; si no quiere-n saber de la fe católica, de tu fe, entonces sigue rezando y esperando el milagro de la fe en él-ellos; pide a Dios, en nombre de Jesús, por su fe, y Dios hará, pero no te avances a dar tus perlas a los cerdos, porque las pisotearán, como también dice el Evangelio.

Dios lo puede hacer todo, y tú también puedes, con la ayuda de Dios, por Jesús, que fue al Padre, y es el Padre quien da la fe.

Verás milagros por tu fe, pero haz las cosas bien, sin hacer nunca el mal, sin violentar a nadie, respetando su libertad y custodiando la tuya, no sea que para evangelizar a quien no quiere, pierdas la fe.

Obra con fe, y pide a Dios te ayude a vivir con fe, viviendo en Gracia de Dios, por cumplir los mandamientos, por usar de los sacramentos, y la oración.

Jesús, Dios, fue al Cielo, y desde allí intercede por ti cada vez que, con fe, pides a Dios Padre en su Nombre: Jesús.

Ten fe.

Con afecto sincero.

P. Jesús

© copyright