Saltar al contenido

Envío diario CatholicosOnLine

Boletines mes anterior

Envío diario nº 4.401- Viernes 10-7-20

¿Quieres recibir el Evangelio diario GRATIS? Suscríbete AQUÍ

Viernes 10 de Julio de 2.020

Tiempo Ordinario/14º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Mateo 10, 16-23

Dios te envía

(Dijo Jesús a sus apóstoles):16Os envío como ovejas en medio de lobos; sed, pues, prudentes como serpientes y sencillos como palomas. 17Guardaos de los hombres, porque os entregarán a los sanedrines y en sus sinagogas os azotarán. 18Seréis llevados a los gobernadores y reyes por amor de mí, para dar testimonio ante ellos y los gentiles. 19Cuando os entreguen, no os preocupéis cómo o qué hablaréis; porque se os dará en aquella hora lo que debéis decir. 20No seréis vosotros los que habléis, sino el Espíritu de vuestro Padre el que hablará en vosotros. 21El hermano entregará al hermano a la muerte, el padre al hijo, y se levantarán los hijos contra los padres y les darán muerte. 22Seréis aborrecidos de todos por mi nombre; el que persevere hasta el fin, ése será salvo.

23Cuando os persigan en una ciudad, huid a otra; y si en ésta os persiguen, huid a una tercera. En verdad os digo que no acabaréis las ciudades de Israel antes de que venga el Hijo del hombre.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Dios te envía

A ti que te parece que no, ¡pues es sí!, a ti te envía Dios a propagar el Evangelio, esa Buena Nueva llena de esperanza, de confianza, dicha siempre con caridad, no para no ofender, sino para agradar a Dios, porque Dios dijo las cosas claras sin ofender a nadie, porque la Verdad no ofende, enseña, ayuda a ser feliz y a realizarse en esta vida.

P. Jesús
© copyright

Consejo nº 522

.-Sientes celos de la felicidad de otros, pero si no es la persona adecuada, ¡no te cases!; antes que nada, te lo diré: hay grados de fe, hay quien quiere de boquilla, otros de corazón, y otros con el alma.

P. Jesús

© copyright

Santa Verónica Giuliani, Virgen

Ursula Giuliani nació en Mercatello de Urbino, en 1660. 

En 1667, la joven ingresó en el convento capuchino de Cita de Castello, en Umbría, donde tomó el nombre de Verónica. Después de la profesión, aumentó todavía más su devoción a la Pasión de Cristo; a raíz de una visión de Nuestro Señor con la cruz a cuestas, Verónica empezó a sufrir de un agudo dolor en el costado. En 1693, tuvo otra visión en la que el Señor le dio a gustar el cáliz; Verónica lo aceptó y, desde aquel momento, los estigmas de la Pasión comenzaron a grabarse en su cuerpo y en su alma. Al año siguiente las marcas de la corona de espinas aparecieron sobre su frente y las huellas de las cinco llagas se formaron en sus miembros el Santo de 1697. 

Durante 34 años desempeñó en su convento el cargo de maestra de novicias. Once años antes de su muerte, fue elegida abadesa. Formaba a sus novicias con el “Ejercicio de Perfección y Virtudes Cristianas” del P. Rodriguez. Al fin de su vida, Santa Verónica, que durante casi 50 años había sufrido con admirable paciencia, resignación y aún gozo, se vio atacada de una apoplejía. Murió el 9 de julio de 1727. Dejó escrito un relato de su vida y sus experiencias místicas, que fue de gran utilidad en el proceso de beatificación. Antes de su muerte, había dicho a su confesor que los instrumentos de la Pasión del Señor estaban impresos en su corazón. Le dibujó su corazón, representando estos instrumentos, pues decía que los sentía porque cambiaban de posición. Al hacerle la autopsia, en la que estuvo presente el obispo, el alcalde y varios cirujanos, se puso al descubierto una serie de objetos minúsculos, que correspondían a los que la santa había dibujado.

Fuente: ACI Prensa

Comentario sobre la biografía del Santo-a, por el P. Jesús

Santa Verónica Giuliani, Virgen

Los santos sufren, sí, y mucho, muchísimo, así como sufrió Santa Verónica Giuliani, Virgen.

¿Tienes miedo de sufrir? Entonces no serás santo, no serás santa, porque hay que sufrir mucho para adquirir las virtudes que nos hacen más perfectos, más dóciles a las gracias que Dios quiere darnos. No tengas miedo a sufrir, porque todos los santos sufren.

Tú, sí, tú; si tú sufres y vives en Gracia de Dios, amando a Dios sobre todas las cosas: sufres.

P. Jesús

© copyright

Envío diario nº 4.400- Jueves 9-7-20

¿Quieres recibir el Evangelio diario GRATIS? Suscríbete AQUÍ

Jueves 9 de Julio de 2.020

Tiempo Ordinario/14º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Mateo 10, 7-15

Está cerca el Reino de los Cielos

(Dijo Jesús a sus apóstoles): 7y en vuestro camino predicad diciendo: El reino de Dios se acerca. 8Curad a los enfermos, resucitad a los muertos, limpiad a los leprosos, arrojad los demonios; gratis lo recibís, dadlo gratis. 9No os procuréis oro, ni plata, ni cobre para vuestros cintos, 10ni alforja para el camino, ni dos túnicas, ni sandalias, ni bastón; porque el obrero es acreedor a su sustento. 11En cualquiera ciudad o aldea en que entréis, informaos de quién hay en ella digno, y quedaos allí hasta que partáis. 12y entrando en la casa, saludadla. 13Si la casa fuere digna, venga sobre ella vuestra paz; si no lo fuere, vuestra paz vuelva a vosotros. 14Si no os reciben o no escuchan vuestras palabras, saliendo de aquella casa o de aquella ciudad, sacudid el polvo de vuestros pies. 15En verdad os digo que más tolerable suerte tendrán la tierra de Sodoma y Gomorra en el día del juicio que aquella ciudad.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Está cerca el Reino de los Cielos

Apóstoles, Dios necesita que vayáis a todos y les digáis la Buena Nueva; quiere Dios que <<no os procuréis oro, ni plata, ni calderilla en vuestras fajas>>, esta es la Palabra de Dios.

Tan cerca está el Reino de los Cielos, que tú, tú puedes acceder a él por tu fe, por las obras de tu fe, por creer que Jesús es Dios y hombre verdadero, y en toda su Palabra. Lee, lee el Evangelio.

Vive y vivirás.

Recuerda, ten muy presente que Dios Hijo nació en una cueva de Belén. No, no procures por tu casa, por tu lugar de residencia. Dios Hijo tuvo que emigrar a Egipto. Ya ves. Entonces, no te preocupes por otra cosa que no sea enseñar la doctrina católica, ¡vivirla!

Disfruta de tener una vida semejante a la de Jesús, Dios, porque cada vez tienes más cerca el Reino de los Cielos, que está cerca de los buenos discípulos de Cristo, los que viven la fe con obras de misericordia.

P. Jesús
© copyright

Consejo nº 521

.-¿De qué conoces a Dios?… … … Empieza por el principio: 

¿Quién creó el mundo? ¡Dios!

P. Jesús

© copyright

San Nicolas Pieck y Compañeros, Mártires

En 1572 los calvinistas ahorcaron en Gorkum , Suiza, a 19 sacerdotes y religiosos a causa de su fe católica. Once los mártires eran frailes menores de la Observancia, entre ellos se contaban San Nicolás Pieck, guardián del convento de Gorkum y San Jerónimo Weerden, su vicario. Junto con ellos fueron ejecutados Juan Van Oosterwyk, canónigo regular de San Agustín, los sacerdotes diocesanos Leonardo Vechel, Nicolás Janssen y Godofredo Van Fuynen. 

Luego que el destacamento calvinista conocido con el nombre de la “armada de los piratas” se apoderara de la ciudad de Gorkum, el grupo estuvo a merced de los soldados y sometidos a sus crueles tratos como consecuencia del odio a la de los calvinistas y a la negativa del grupo de revelar dónde habían ocultado sus implementos eucarísticos. Pese a que les ofrecieron la libertad a cambio de que abjuraran de la Eucaristía y rechazaran la supremacía pontificia, los mártires no cedieron y fueron ejecutados en un granero aledaño a Gorkum. Fueron canonizados en 1867.

Fuente: ACI Prensa

Comentario sobre la biografía del Santo-a, por el P. Jesús

San Nicolas Pieck y Compañeros, Mártires

Dejarse matar, antes que morir por dentro, al renunciar a Dios. Eso hacen los santos, y eso hicieron San Nicolas Pieck y Compañeros, todos mártires por la fe.

A ver, hablemos de martirios, de mortificación diaria a algunas cosas que te trae la misma vida, como por ejemplo el que no todos estén de acuerdo contigo. Sí eso he dicho: que sufras, que aceptes sufrir porque no están de acuerdo contigo en todo y, precisamente son las personas que amas. ¡Déjales que no piensen y vean las cosas como tú! ¿A ver si eres capaz de callar y además relacionarte con ellos?, sabiendo que tú tienes razón y ellos no, y todo y así, te relacionas con ellos, y haciendo la tuya, vives la mortificación, libremente, que te dan, y aceptando sus comentarios, sufres por dentro, mientras, como digo, haces la tuya, que es la de Dios, y además aceptas que te fastidien, y te añado que además no puedes fastidiarlos tú, sino que debes ser bueno siempre. ¡Eso es un martirio también, si lo haces todo por amor a Dios! ¿Te atreves?

Hay santos en este mundo actual de la democracia, porque no abandonan su fe, no abandonan a la Eucaristía, aunque se lo pidan. ¡Eso es la santidad!

P. Jesús

© copyright