Saltar al contenido

Envío diario CatholicosOnLine

Boletines mes anterior

Envío diario nº 3.958- Martes 23-4-19

¿Quieres recibir el Evangelio diario GRATIS? Suscríbete AQUÍ

Martes 23 de Abril de 2.019

Martes Octava de Pascua – Tiempo Pascual /1º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Juan 20, 11-18

Llorando

11María (Magdalena) se quedó junto al monumento, fuera, llorando. Mientras lloraba, se inclinó hacia el monumento, 12y vio a dos ángeles vestidos de blanco, sentados uno a la cabecera y otro a los pies de donde había estado el cuerpo de Jesús. 13Le dijeron: ¿Por qué lloras, mujer? Ella les dijo: Porque han tomado a mi Señor y no sé dónde lo han puesto. Diciendo esto, se volvió para atrás y vio a Jesús que estaba allí, pero no conoció que fuese Jesús. 15Díjole Jesús: Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas? Ella, creyendo que era el hortelano, le dijo: Señor, si lo has llevado tú, dime dónde lo has puesto, y yo lo tomaré. 16Díjole Jesús: ¡María! Ella, volviéndose, le dijo en hebreo: ¡Rabboni!, que quiere decir Maestro. 17Jesús le dijo: No me toques, porque aún no he subido al Padre; pero ve a mis hermanos y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios. 18María Magdalena fue a anunciar a los discípulos: <<He visto al Señor>>, y las cosas que le había dicho.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Llorando

Estás llorando porque has perdido a tu Señor, porque le tenías a tu lado; tu fe estaba viva, y algo pasó en tu vida, que te hizo dudar de la Verdad del Evangelio, y entraste en el desván de los sin Dios.

Sollozaba tu alma, pidiendo a gritos silenciosos, el Agua Viva.

Gemía tu conciencia, en manos de la indecencia, que entró en tu vida, al perder a tu Señor.

Tu mente no calibraba bien, porque lo real y lo ilusorio, unidos en nombre de una cierta ciencia sin demostrar, te demostraban que la cordura está en la fidelidad a Cristo Rey.

Pero…

Cristo estaba muerto.

Ahora… Cristo resucitó, y puedes volver a Dios, que te espera con los brazos abiertos y quiere unírsete a ti por la Gracia del perdón. Ve a la confesión. Aunque ya ha pasado la cuaresma, hoy, ahora, estamos aún en la Octava de Pascua. Hay tiempo para decir sí a Dios.

P. Jesús

© copyright

Puedes comentar aquí lo que te parece el Evangelio

Consejo nº 1.303

.-Hasta que no perdones, no podrás rezar.

P. Jesús

© copyright

Puedes comentar aquí lo que te parece el Consejo

San Jorge, Mártir, Patrono de Inglaterra

La vida de San Jorge se popularizó en Europa durante la Edad Media, gracias a una versión bastante “sobria” de sus actas. Según cuenta la tradición, el santo era un caballero cristiano que hirió gravemente a un dragón de un pantano que aterrorizaba a los habitantes de una pequeña ciudad. El pueblo sobrecogido de temor se disponía a huir, cuando San Jorge dijo que bastaba con que creyesen en Jesucristo para que el dragón muriese. El rey y sus súbditos se convirtieron al punto y el monstruo murió.

Por entonces estalló la cruel persecución de Diocleciano y Maximiano; el santo entonces comenzó a alentar a los que vacilaban en la fe, por lo que recibió crueles castigos y torturas, pero todo fue en vano. El emperador mandó a decapitar al santo, sentencia que se llevó a cabo sin dificultad, pero cuando Diocleciano volvía del sitio de la ejecución fue consumido por un fuego bajado del cielo. Esta versión popular de la vida del santo, induce a que en realidad San Jorge fue verdaderamente un mártir de Dióspolis (es decir Lida) de Palestina, probablemente anterior a la época de Constantino. No se sabe exactamente como llegó a ser San Jorge patrón de Inglaterra. Ciertamente su nombre era ya conocido en las islas Británicas antes de la conquista de los normandos. En todo caso, es muy probable que los cruzados especialmente Ricardo I hallan vuelto del oriente con una idea muy elevada sobre el poder de intercesión de San Jorge.

Fuente: ACI Prensa

Comentario sobre la biografía del Santo-a, por el P. Jesús

San Jorge, Mártir, Patrono de Inglaterra

Ese dragón de leyenda en la vida de san Jorge, es el dragón de verdad en nuestra vida, que no quiere que sea santa; es el mismísimo Satanás. Y la fe que pidió San Jorge, esa fe en Jesucristo, es la que libra de la esclavitud a la bestia, al dragón; es darlo todo para servir a Dios, por amor a Dios mismo y a nuestros hermanos, que padecen de miedo y están paralizados en medio de sus errores y circunstancias malas, que los errores de otros los tienen expuestos y encarcelados en ellos. ¡Hay que salir, hermanos en Cristo! ¡Hay que salir a luchar con el dragón antiguo: Satanás el Diablo, que nos quiere consumir con su fuego eterno! ¡¡Antes la muerte que pecar!! ¿Quién se atreve a pensar, a meditar en esto, o vivirlo? ¡Tú!

¡Viva san Jorge, que nos enseñó que hay que confiar y pedirlo todo por Jesucristo!

¡Qué gran santo! ¡Como tú lo puedes ser! ¡Sélo! Por la Gracia de Dios. Amén.

P. Jesús

© copyright

Puedes comentar aquí lo que te parece la meditación de la Biografía

II. Transmitir la fe: la catequesis

4  Muy pronto se llamó catequesis al conjunto de los esfuerzos realizados en la Iglesia para hacer discípulos, para ayudar a los hombres a creer que Jesús es el Hijo de Dios a fin de que, por la fe, tengan la vida en su nombre, y para educarlos e instruirlos en esta vida y construir así el Cuerpo de Cristo (cf. Juan Pablo II, CT 1,2).

5  En un sentido más específico, “globalmente, se puede considerar aquí que la catequesis es una educación en la fede los niños, de los jóvenes y adultos que comprende especialmente una enseñanza de la doctrina cristiana, dada generalmente de modo orgánico y sistemático con miras a iniciarlos en la plenitud de la vida cristiana” (CT 18).

6  Sin confundirse con ellos, la catequesis se articula dentro de un cierto número de elementos de la misión pastoral de la Iglesia, que tienen un aspecto catequético, que preparan para la catequesis o que derivan de ella: primer anuncio del Evangelio o predicación misionera para suscitar la fe; búsqueda de razones para creer; experiencia de vida cristiana: celebración de los sacramentos; integración en la comunidad eclesial; testimonio apostólico y misionero (cf. CT 18).

7  “La catequesis está unida íntimamente a toda la vida de la Iglesia. No sólo la extensión geográfica y el aumento numérico de la Iglesia, sino también y más aún su crecimiento interior, su correspondencia con el designio de Dios dependen esencialmente de ella” (CT 13).

8  Los periodos de renovación de la Iglesia son también tiempos fuertes de la catequesis. Así, en la gran época de los Padres de la Iglesia, vemos a santos obispos consagrar una parte importante de su ministerio a la catequesis. Es la época de S. Cirilo de Jerusalén y de S. Juan Crisóstomo, de S. Ambrosio y de S. Agustín, y de muchos otros Padres cuyas obras catequéticas siguen siendo modelos.

9  El ministerio de la catequesis saca energías siempre nuevas de los Concilios. El Concilio de Trento constituye a este respecto un ejemplo digno de ser destacado: dio a la catequesis una prioridad en sus constituciones y sus decretos; de él nació el Catecismo Romano que lleva también su nombre y que constituye una obra de primer orden como resumen de la doctrina cristiana; este Concilio suscitó en la Iglesia una organización notable de la catequesis; promovió, gracias a santos obispos y teólogos como S. Pedro Canisio, S. Carlos Borromeo, S. Toribio de Mogrovejo, S. Roberto Belarmino, la publicación de numerosos catecismos.

10  No es extraño, por ello, que, en el dinamismo del Concilio Vaticano segundo (que el Papa Pablo VI consideraba como el gran catecismo de los tiempos modernos), la catequesis de la Iglesia haya atraído de nuevo la atención. El “Directorio general de la catequesis” de 1971, las sesiones del Sínodo de los Obispos consagradas a la evangelización (1974) y a la catequesis (1977), las exhortaciones apostólicas correspondientes, “Evangelii nuntiandi” (1975) y “Catechesi tradendae” (1979), dan testimonio de ello. La sesión extraordinaria del Sínodo de los Obispos de 1985 pidió “que sea redactado un catecismo o compendio de toda la doctrina católica tanto sobre la fe como sobre la moral” (Relación final II B A 4). El santo Padre, Juan Pablo II, hizo suyo este deseo emitido por el Sínodo de los Obispos reconociendo que “responde totalmente a una verdadera necesidad de la Iglesia universal y de las Iglesias particulares” (Discurso del 7 de Diciembre de 1985). El Papa dispuso todo lo necesario para que se realizara la petición de los padres sinodales.

Meditación:

II. Transmitir la fe: la catequesis

Hermanos, amados en Cristo, el Dios de los judíos y de los cristianos, el Dios creador y dador de vida y vida, total e integra, vida en el Cielo y en la tierra, porque primero tuvisteis vida en el Cielo desde el Alfa, y la tendréis hasta el Omega, porque somos parte de Dios, y Dios vive y vivirá eternamente.

Hermanos amados, nosotros podemos elegir el lugar para vivir, podemos vivir en donde las obras de nuestro amor a Dios, y siguiendo las enseñanzas del Evangelio de Cristo, nos lleven.

Hay un destino y hay un lugar que ocupas y ocuparás.

Aprende el catecismo, y a la vez imparte catequesis, por saber de tu fe, por vivir tu fe y enseñarla.

El Evangelio está en el Catecismo de la Iglesia Católica, Apostólica, Romana.

En el Catecismo de la Iglesia Católica, Apostólica y Romana, se te transmite la fe del Evangelio, en el Evangelio. Cree en Cristo, tú, judío, y tú, cristiano. Bautízate en la fe, y por la fe, sé católico, hermano de Cristo, hijo de Dios. Cree, lee, aprende el Evangelio, que te lo explica el Catecismo.

P. Jesús

© copyright

Puedes comentar aquí lo que te parece la meditación del Catecismo

Puedes dejarnos un comentario AQUI

Envío diario nº 3.957- Lunes 22-4-19

Propaga el Evangelio. Reenvía este e-mail a tus contactos. Dios con nosotros.

¿Quieres recibir el Evangelio diario GRATIS? Suscríbete AQUÍ

Lunes 22 de Abril de 2.019

Lunes Octava de Pascua – Tiempo Pascual /1º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Mateo 28, 8-15

Algunos mienten, otros van al encuentro de Jesús, Dios

8Partieron ligeras (las mujeres) del monumento, llenas de temor y de gran gozo, corriendo a comunicarlo a los discípulos. 9Jesús les salió al encuentro, diciéndoles: Salve. Ellas, acercándose, asieron sus pies y se postraron ante Él. 10Dijoles entonces Jesús: No temáis, id y decid a mis hermanos que vayan a Galilea y que allí me verán.

11Mientras iban ellas, algunos de los guardias vinieron a la ciudad y comunicaron a los príncipes de los sacerdotes todo lo sucedido. 12Reunidos éstos en consejo con los ancianos, tomaron bastante dinero y se lo dieron a los soldados, diciéndoles: 13Decid que, <<viniendo los discípulos de noche, le robaron mientras nosotros dormíamos>>. 14Y si llegase la cosa a oídos del gobernador, nosotros le convenceremos para que no os inquieten. 15Ellos, tomando el dinero, hicieron como se les había dicho. Esta noticia se divulgó entre los judíos hasta el día de hoy.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Algunos mienten, otros van al encuentro de Jesús, Dios

Algunos han mentido por dinero, han dicho que Dios no es Dios, porque así su vida no se les complicó, y fueron agradables a los demás.

Cambiar de vida, a algunos les cuesta. Prefieren, unos cuantos, que les den dinero, y callar la Buena Nueva, el dinero de un trabajo inmoral, de una transacción comercial engañosa…

Otros, se ponen en marcha y van al encuentro del Señor, en esta Galilea del encuentro con Jesús resucitado, y creen en las palabras de las mujeres que vieron a Jesús, y van allí donde se les dice.

La tradición enseña ¡tantas cosas santas!, y algunos confían en ella y se ponen en marcha. ¡Bienaventurados los que buscan la paz de Dios! Tú eres uno de ellos, y el Señor te dará la alegría del encuentro.

Dios te espera en Galilea. ¿Vas a ir en busca de su paz?…

Sé que sí. Sé que tú no te vas a creer los cuentos de los que se llenan los bolsillos distorsionando la historia de Cristo, porque no hay dinero suficiente para pagar las mentiras contra la Verdad.

Todo llegará a saberse; y por las almas de los que, como tú, se ponen en marcha al encuentro del Señor, vosotros sois la luz del mundo. Sí, ¡tú!

Dios confía en ti. ¡Que sí!

P. Jesús

© copyright

Puedes comentar aquí lo que te parece el Evangelio

Consejo nº 1.302

.-Para perdonar, ¡ámate más a ti mismo, igual que a los demás!

P. Jesús

© copyright

Puedes comentar aquí lo que te parece el Consejo

Santos Cayo y Sotero Papas y Mártires

San Cayo era originario de Dalmacia y pariente del emperador Diocleciano. La violencia de la persecución le obligó a vivir ocho años en las catacumbas. Sus sufrimientos por la fe le merecieron el título de mártir.

San Sotero por su parte sucedió a San Aniceto en la cátedra de San Pedro. Eusebio nos ha conservado una carta en la que San Dionisio, obispo de Corinto alude la paternal bondad del Papa, especialmente con los que habían sufrido por la fe en Cristo. Además, San Dionisio manifiesta que en las iglesias de Corinto se leyó una carta escrita por San Sotero junto con la carta del Papa San Clemente, considerada por algunos autores como la famosa “segunda carta de San Clemente”. La Iglesia venera a San Sotero como mártir, pero no existe ningún relato de su martirio.

Fuente: ACI Prensa

Comentario sobre la biografía del Santo-a, por el P. Jesús

Santos Cayo y Sotero Papas y Mártires

Escribid, santos; dejad constancia de vuestras virtudes en vuestras palabras a los que abrís vuestros corazones.

Escribid libros que ayuden con su lectura a la piedad, al amor de Dios.

Sed buenos y dad de vosotros mismos, escribiendo y siendo buenos discípulos de Cristo. ¡Que vuestra santidad brille en todo lo que hagáis, digáis o escribáis!, para que el mundo sepa y tenga luz.

¡Apartad las tinieblas del mundo!

Los santos Cayo y Sotero, papas y mártires, se dieron a todos por estar llenos de Cristo. Llenáos de Cristo y dáos al mundo.

P. Jesús

© copyright

Puedes comentar aquí lo que te parece la meditación de la Biografía

A. , 23 años , de Mexico. 1/24/2010

Hola, gracias por tomarse el tiempo de contestar mis inquietudes, sabe tengo 23 ya casi 24 años y me encuentro desesperada no se hacia donde voy estoy a punto de terminar mi carrera profesional y gracias a Dios ya encontre un trabajo estable y en ese aspecto estoy muy bien, pero de un tiempo a la fecha me siento sola muy sola, solo eh tenido un novio y no fue nada serio solo duramos un mes y yo me siento q no encuentro mi lugar en este mundo porq toda la gente de mi edad q esta a mi lado ya esta casada o tiene una relacion muy seria y yo nada y me siento mal cuando me preguntan que si tengo novio q si no y q desde cuando no tengo, a veces pienso q tal vez eso no se hizo para mi q tal vez no naci para casarme pero no esa idea no me gusta yo quiero casarme tener una familia y creo q la vida es muy injusta ya q yo considero q siempre me eh portado muy bien y e hecho lo correcto y hay chicas que se portan muy mal y tienen muchos novios y novios q valen la pena, ademas de un tiempo para aca todos mis amigos si los puedo llamar asi me descepcionan una vez tras otra, cuando yo les doy toda mi amistad, mi confianza, todo ellos me traisionan y siento q no les importo, la verdad me siento muy triste y sola y muchas veces no entiendo el sentido de vivir asi, gracias QUE DIOS LA BENDIGA POR TOMARSE EL TIEMPÒ DE AYUDAR A OTROS…

Respuesta de: María Durán de Bellido. 3/21/2010

Alma buena y honesta. ¡Bienvenida al “club” de la vida misma! Eso que pasas nos ocurre a todos; que nos decepcionamos unos de otros, porque no somos dios, somos solo personas a imagen y semejanza de Dios.

No pienses que cuando tengas novio y esposo van a dejar de decepcionarte las personas, incluso tu esposo y su familia va a decepcionarte porque no somos clonados, somos personas, todas, distintas, somos imperfectas y nos cuesta dejar de pensar en nosotros para pensar en los demás.

Hija buena, comprendo que es duro que sientas lo que sientes, comprendo que te duele y te martiriza el corazón. Yo podría decirte y te digo que eres muy joven en años, aunque seas madura en tus actitudes sociales, familiares, y que aunque tus compañeras y amigas o tienen novios buenos o están casadas, sigo diciendo que eres joven y tienes una larga vida por delante, en la que Dios, seguro, te dará lo que ansia tu corazón con vocación al santo matrimonio. No te sientas defraudada de Dios, porque Dios te ama a ti, ¡a ti! Tengas o no tengas novio o esposo; Él te ama. No te apartes de su amor y acepta que aun no tienes novio mientras otras tienen, acepta que si es así es porque Dios que te ama tanto quiere lo mejor para ti. Mira mi niña buena y bonita, dulce alma consagrada, mira que ha ocurrido en Haití, allí muchas jóvenes de tu edad se han quedado sin novia, sin esposo y… sin vida. Tú tienes vida, una vida maravillosa, con proyectos profesionales y grandes esperanzas en este futuro radiante que Dios va a darte en donde el amor humano romántico no va a faltarte. ¿Tienes un buen director espiritual? Que él te ayude a perfeccionarte aun más en virtudes y obras de fe y mientras vive, ¡vive!, vive dando gracias a Dios por tu vida, por tu fe, por Su Amor.

Sé que estás contenta. Yo también.

Queda en paz.

 

Sección: Jóvenes

Puedes dejarnos un comentario AQUI