Saltar al contenido

Envío diario CatholicosOnLine

Boletines mes anterior

Envío diario nº 4.185- Viernes 6-12-19

¿Quieres recibir el Evangelio diario GRATIS? Suscríbete AQUÍ

Viernes 6 de Diciembre de 2.019

Tiempo Adviento /1º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Mateo 9, 27-31

Según tu fe

27Partido Jesús de allí, le seguían dos ciegos dando voces y diciendo: Ten piedad de nosotros, Hijo de David. 28Entrando en la casa, se le acercaron los ciegos y les dijo Jesús: ¿Creéis que puedo yo hacer esto? Respondiéronle: Sí, Señor.29Entonces tocó sus ojos, diciendo: Hágase en vosotros según vuestra fe. 30Y se abrieron sus ojos. Con tono severo les advirtió: Mirad que nadie lo sepa; 31pero ellos, una vez fuera, extendieron su fama por todo aquel país.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

Según tu fe

¿Crees que Jesús, Dios, puede ayudarte en lo que le pides? Entonces, espera, lucha, sigue luchando, orando y obrando, porque Dios obrará el milagro, como tantas veces lo obró, según la fe de quien lo solicitó.

P. Jesús
© copyright

Consejo nº 1.536

.-Ahorra en tiempo y en dinero.

P. Jesús

© copyright

San Nicolás, Obispo

San Nicolás, cuyo nombre significa “protector y defensor de los pueblos” fue tan popular en la antigüedad que se le han consagrado en el mundo más de dos mil templos. Era invocado por los fieles en los peligros, en los naufragios, en los incendios y cuando la situación económica se ponía difícil, consiguiendo éstos favores admirables por parte del santo.

Por haber sido tan amigo de la niñez, en su fiesta se reparten dulces y regalos a los niños, y como en alemán se llama “San Nikolaus”, lo empezaron a llamar Santa Claus, siendo representado como un anciano vestido de rojo, con una barba muy blanca, que pasaba de casa en casa repartiendo regalos y dulces a los niños. De San Nicolás escribieron muy hermosamente San Juan Crisóstomo y otros grandes santos, pero su biografía fue escrita por el Arzobispo de Constantinopla, San Metodio.

Desde niño se caracterizó porque todo lo que conseguía lo repartía entre los pobres. Unos de sus tíos era obispo y fue éste quien lo consagró como sacerdote, pero al quedar huérfano, el santo repartió todas sus riquezas entre los pobres e ingresó a un monasterio.

Según la tradición, en la ciudad de Mira, en Turquía, los obispos y sacerdotes se encontraban en el templo reunidos para la elección del nuevo obispo, ya que el anterior había muerto. Al fin dijeron: “elegiremos al próximo sacerdote que entre al templo”. En ese momento sin saber lo que ocurría, entró Nicolás y por aclamación de todos fue elegido obispo. Fue muy querido por la cantidad de milagros que concedió a los fieles.

En la época del Licino, quien decretó una persecución contra los cristianos, Nicolás fue encarcelado y azotado. Con Constantino fueron liberados él y los demás prisioneros cristianos. Se dice que el santo logró impedir que los herejes arrianos entrasen a la ciudad de Mira.

El santo murió el 6 de diciembre del año 345. En oriente lo llaman Nicolás de Mira, por la ciudad donde fue obispo, pero en occidente se le llama Nicolás de Bari, porque cuando los mahometanos invadieron a Turquía, un grupo de católicos sacó de allí, en secreto, las reliquias del santo y se las llevó a la ciudad de Bari, en Italia.

En esta ciudad se obtuvieron tan admirables milagros por su intercesión, que su culto llegó a ser sumamente popular en toda Europa. Es Patrono de Rusia, de Grecia y de Turquía.

Comentario sobre la biografía del Santo-a, por el P. Jesús

San Nicolás, Obispo

Los Santos son amigos de todos y, si Dios se lo concede, hacen milagros a quien les pide con fe, y él transmite a Dios todo encargo o petición. Confiar en los santos es ser parte de la familia Católica a la cual pertenecemos y de la que Dios quiere que nos unamos y nos queramos todos para el bien de cada uno de nosotros, que necesitamos de la amistad con los santos para vivir en paz en la tierra y con gracias especiales y favores que reciben del Cielo, directamente de Dios.

La Iglesia siempre, casi siempre, vive tiempos malos en un lugar u otro del mundo, porque necesita de los santos que piden a Dios los favores que necesitan las almas para no perderse, para vivir la fe y recibir de Dios un amor especial en un momento de su vida.

Confiar en los santos es dar un voto de confianza a Dios, que por los santos nos da muestra de su amor.

Dios quiere que seamos todos santos, por eso da Gracias a los santos para que nosotros los imitemos por ver los regalos que Dios hace por su amor a los que, amándolo, lo imitan en Cristo salvador y redentor.

P. Jesús

© copyright

La flor

En la calle, cerca de un cubo de basura… alguien ha dejado una flor.

Es una flor rosa, que con el tiempo que lleva allí expuesta al frío del invierno, se está marchitando.

¿Alguien la ayudará?

¿Cómo pueden haberla tirado, con lo bonita que es?

Por allí pasa un niño que está jugando con su patinete. Al ver la flor, se detiene a mirarla…

“Qué bonita es esta flor” se dice el niño para sus adentros “yo la cuidaré y aún será más bonita”

Dicho y hecho, el niño coge la flor y con mucho cariño la planta en una maceta y la pone en su ventana, le habla, y cada día le da los buenos días…

Pasa el tiempo, y la flor recupera la vida en su color, crece y crece, y… se hace tan hermosa, que es la envidia de los jardines.

Así es nuestra alma, es una flor por la que a veces las personas no dan nada y te desprecian. Te dejan en la calle, al lado de un cubo de basura.

Pero Dios, Jesús, se te acerca, te llena de amor y te hace una flor más bella que las demás, que esas flores engreídas que te han dejado de lado y que te han despreciado.

Porque Dios ve el interior, Él es el Único que conoce tu corazón.

Montserrat Bellido Durán
© copyright

 

L. , 58 años , de colombia. 1/18/2011

Padre, si no voy a misa el 1 de enero, ¿cometo pecado mortal?

Respuesta de: Dr. Joan Antoni Mateo. 1/23/2011

Depende de la causa. No, si no ha podido. Sí, si no ha querido.

Envío diario nº 4.184- Jueves 5-12-19

¿Quieres recibir el Evangelio diario GRATIS? Suscríbete AQUÍ

Jueves 5 de Diciembre de 2.019

Tiempo Adviento /1º

Misal virtual de hoy AQUÍ

Evangelio:

San Mateo 7, 21.24-27

La voluntad de Dios Padre

(Dijo Jesús a sus discípulos): 21No todo el que dice: ¡Señor, Señor! entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre, que está en los cielos. 24Aquel, pues, que escucha mis palabras y las pone por obra, será como el varón prudente, que edifica su casa sobre roca. 25Cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos y dieron sobre la casa, pero no cayó, porque estaba fundada sobre roca. 26Pero el que me escucha estas palabras y no las pone por obra, será semejante al necio, que edificó su casa sobre arena. 27Cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos y dieron sobre la casa, que se derrumbó estrepitosamente.

Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944) 

“Palabra del Señor”

“Gloria a ti Señor Jesús”

Meditación:

La voluntad de Dios Padre

Dios Padre, con su dedo, escribió en las tablas que entregó a Moisés, SU VOLUNTAD. Todos sabéis cuál es la voluntad de Dios, los diez mandamientos de su ley, la ley de Dios.

Vivir en gracia de Dios, es cumplir los diez mandamientos de su ley; y si pecas, y vas a confesar tu pecado ante un sacerdote católico, y éste, en nombre de Dios, te perdona y te da a cumplir una penitencia, normalmente es una oración o varias, al darte la absolución de tus pecados por el sacramento de la confesión, Dios te perdona y recibes la consolación de Dios Espíritu Santo, que por gracia de Dios, y por tu humildad y santidad, eres perdonado y consolado. Dios no te deja solo, se quedó en los sacramentos para unirse a ti, siempre que quieras.

La voluntad de Dios es darte su amor. ¿Cuál es tu voluntad? ¿Quieres recibir el amor de Dios? Entonces, cumple los mandamientos y usa de los sacramentos y la oración.

Vive tu fe, esta es la voluntad de Dios en unidad.

P. Jesús
© copyright

Consejo nº 1.535

.-Da tu ternura, y sé recio a la vez.

P. Jesús

© copyright

San Sabas, Abad

Nació en Turquía en el año 439. Era hijo de un comandante del ejército, quien tuvo que partir a lejanas tierras y lo dejó confiado a un tío. Apenas a los ocho años, sufrió el desprecio de sus parientes, los cuales se rehusaban a educarlo. San Sabas, se fue a un monasterio, y después de pasar varios años como monje ejemplar en su tierra, decidió partir a Jerusalén para aprender la santidad con los monjes de ese país.

Se dedicó a una vida llena de oración y penitencia. Trabajaba diez horas al día, hacía canastos y los vendía para poder llevar alimentos a los más ancianos y débiles.

El santo pasó cuatro años seguidos en el desierto sin hablar con nadie. Luego empezaron a llegar monjes a pedirle que los dirigiera hacia la santidad a lo que el santo accedió. Llegó a tener 150 monjes cerca del Mar Muerto, y cuando tuvo 50 años fue ordenado sacerdote por el Arzobispo de Jerusalén, y nombrado jefe de todos los monjes de Tierra Santa. Con la herencia que le dejaron sus padres construyó dos hospitales.
Por tres veces fue enviado a Constantinopla, residencia del emperador, a obtener que este no apoyara a los herejes y que favoreciera la Tierra Santa. San Sabas llegó a dirigir personalmente a muchos monjes y entre sus dirigidos hay varios santos canonizados como San Juan Damasceno y San Teodoro.

Murió el 5 de diciembre del año 532, a los 94 años de edad. Su monasterio, cerca del Mar Muerto, es uno de los tres monasterios más antiguos que existen en el mundo.

Comentario sobre la biografía del Santo-a, por el P. Jesús

San Sabas, Abad

Muchos santos han cambiado sus formas de piedad, pero siguieron siendo santos, San Sabas, Abad, después de cuatro años de silencio viviendo en el desierto, Dios quiso de él que formara a otras almas para que como él pudieran ser santas, y hay muchos santos anónimos en el Cielo que recibieron la ayuda e instrucción de otros santos, porque como dice el refrán: “A quien a buen árbol se arrima buena sombra le cobija”. Aprendamos a tener unas buenas amistades que nos lleven a ser mejores cada día, más santos, para que de nosotros y con nosotros, otros también se hagan santos por la misericordia y la gracia de Dios.

P. Jesús

© copyright